Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 24 abril 2018

EEUU asegura que su embajador en Panamá renunció por motivos personales y no por desacuerdo con Trump

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Washington, EEUU (EFE).- Estados Unidos aseguró hoy que su embajador en Panamá, John Feeley, renunció a su cargo el pasado miércoles por motivos personales, ante las informaciones de prensa que indican que lo habría hecho por su rechazo a las políticas del presidente, Donald Trump.

Así lo explicó a Efe una fuente de Exteriores, que precisó que el diplomático comunicó su decisión de “jubilarse por razones personales” a la Casa Blanca, al Departamento de Estado y al Gobierno de Panamá el pasado 9 de marzo.

Algunos medios estadounidenses, entre ellos la NBC, aseguran que Feely ha abandonado el cargo porque sus principios chocan con las políticas de Trump e incluso indican que lo habría hecho por los comentarios atribuidos a Trump en los que el gobernante supuestamente calificó este jueves como “agujeros de mierda” a ciertos países en desarrollo.

Sin embargo, la embajada de Estados Unidos en Panamá comunicó su renuncia el jueves por la mañana, horas antes de que el Washington Post publicara en exclusiva las supuestas afirmaciones de Trump, que el presidente negó hoy.

Feely no solo deja su cargo como embajador en Panamá sino que además se jubila del servicio exterior, en el que tiene una larga carrera, como explicó la embajada el mismo jueves.

A partir del 9 de marzo, la ministra consejera de la embajada de los EE.UU., Roxanne Cabral, asumirá como embajadora en Panamá hasta que el reemplazo de Feeley sea designado.

Feeley, quien en febrero de 2016 -bajo el mandato del demócrata Barack Obama- presentó su cartas credenciales como embajador de su país en Panamá, cuenta con 35 años de servicio público como oficial del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos y como diplomático del Departamento de Estado.

La última tormenta política de la Casa Blanca de Trump estalló el jueves por la tarde cuando el Post, citando a dos fuentes conocedoras de esas conversaciones, publicó que el presidente se había referido a El Salvador, Haití y los países africanos como “agujeros de mierda” durante una reunión de las negociaciones bipartidistas sobre migración.

Trump negó hoy en varios mensajes de Twitter haber usado esa expresión, aunque sí admitió que el lenguaje que empleó fue “duro”.

Sin embargo, el senador demócrata Dick Durbin, que estaba allí cuando Trump hizo esas afirmaciones, aseguró hoy que el mandatario sí dijo esas palabras.

Minuto a minuto

Toda la sección