Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 22 septiembre 2018

Marinos violaron DH de potosino

La CNDH emite recomendación por tortura y privación ilegal contra un ciudadano

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- Por actos de tortura, violación a la libertad y a la integridad personal, cometidos a un ciudadano y atribuibles a personal de la Secretaría de Marina (Semar) en el estado de San Luis Potosí, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida a Vidal Francisco Soberón Sanz, titular de la dependencia.

El organismo rector de los derechos humanos en el país detalló que tras su investigación se constató que tres efectivos navales atentaron contra la seguridad y libertad personales de una persona al detenerlo sin motivo ni fundamento alguno, debido a que no se acreditó que cometía delito en flagrancia como lo argumentaron sus aprehensores en la puesta a disposición ante el Ministerio Público Federal.

La investigación arrojó que mientras los marinos señalaron que lo detuvieron cuando salía de una residencia en un vehículo con personas armadas, cinco testigos afirman que fue asegurado dentro de un restaurante sin orden de aprehensión o flagrancia delictiva que justificara la misma por lo que se acreditó una detención ilegal, violatoria de su derecho a la libertad y seguridad personal.

La CNDH comprobó que el personal de la Marina retrasó por 17 horas y media la puesta a disposición de la víctima, debido a que lo retuvieron en una casa deshabitada donde lo golpearon, para luego llevarlo al aeropuerto, subirlo a un avión y trasladarlo a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en la Ciudad de México, donde fue presentado ante el Ministerio Público Federal.

Además, en la investigación hecha se encontró que en el certificado médico elaborado por la Procuraduría General de la Republica (PGR) se da fe de las lesiones que presentó el agraviado al momento de ser puesto a disposición de la autoridad ministerial, lo que comprobó un perito médico de la comisión; por su parte un psicólogo, también de este organismo, señaló que al valorar su condición psicológica el agraviado “sí presentó alteraciones en su salud mental que se relacionan con actos de tortura que señaló el agraviado en su queja”.

Minuto a minuto