Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 18 noviembre 2018

Tengo que poner mi vida en orden: Axel Arenas

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- Los seis días que Axel Arenas vivió en el Reclusorio Oriente fueron los peores de su vida. Cuenta, en entrevista con El Universal, que conoció el infierno tras las rejas: “Ahí hay gente de verdad mala, si se puede decir así; conmigo se portaron muy bien porque el caso fue mediático, pero me di cuenta de que existe otro mundo con personas que en verdad pueden causar mucho daño”, dice el actor, quien inmediatamente después de quedar en libertad se reincorporó a las grabaciones de la bioserie de José José.

Mientras espera el llamado para grabar los capítulos que dejó pendientes, Arenas se dio tiempo para narrar la pesadilla que cambió su vida. Deja en claro que nunca conoció a Karen y que tampoco estudió con ella actuación como lo dio a conocer en conferencia el procurador capitalino, Edmundo Garrido Osorio.

Aclara otra serie de impresiones de la dependencia a la que aún no descarta denunciar por daño moral, pero antes adelanta: “Tengo que poner mi vida en orden”.

En este proceso reinaron las irregularidades; Axel les comentó que el 27 de diciembre no se encontraba en el país. Los agentes se burlaron y no respetaron la presunción de inocencia.

Así lo turnaron con el juez que giró la orden de aprehensión por homicidio, del cual los agentes investigadores aseguraron que tenían “pruebas contundentes”.

“Nunca me escucharon, de verdad, les dije que tenía la manera de comprobar que no estaba en el país y que no tenían por qué detenerme, mucho menos llevarme a prisión. Si me hubieran puesto atención creo que todo se pudo resolver en unas cuantas horas y no tendría que vivir todo eso, pero tenían prisa por encontrar a un culpable”, explica el actor.

Ahora y después de “incidente”, el actor trata en todo momento de documentar en dónde está, qué hace, a dónde va y pagar todo con tarjeta para que así dice, quede evidencia de todos sus movimientos por si alguna vez la autoridad le vuelve a imputar un delito que no cometió.

Minuto a minuto