Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 23 febrero 2018

Edificios icónicos de Londres se engalanan para celebrar el festival de luz (FOTOGALERÍA)

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

LONDRES (EFE).- La abadía de Westminster, la céntrica plaza Leicester Square y otro medio centenar de espacios icónicos de Londres se engalanarán durante los próximos cuatro días en el marco del festival de las luces de la capital británica, “Lumiere London”, que celebra este año su segunda edición.

“La cultura ha llegado a la ciudad”, proclamó hoy Justine Simons, la alcaldesa adjunta de Londres, quien se congratuló de que el arte esté repartido por las calles y pueda, si bien solo por unos días, formar parte de la rutina de los habitantes de la capital.

La edil añadió que el festival permitirá que londinenses y turistas participen de una experiencia artística colectiva y que la ciudad se “reimagine”.

Eso es precisamente lo que consiguió el festival de las luces en su primera edición, en 2016, cuando atrajo a más de medio millón de visitantes.

La apuesta de esta segunda se vuelve más atrevida, pues busca crear esta experiencia colectiva a través de obras interactivas, de acceso libre y gratuito, en las que los artistas hacen uso de la tecnología para que el visitante se involucre en la obra.

De esta forma, el público puede cambiar el color de la luz, hacer que suene música o variar las imágenes proyectadas solo con el movimiento de su cuerpo, como ocurre en la instalación “Impulse”, en la céntrica calle comercial South Molton Street.

En ella, los asistentes pueden subir a unos balancines que se iluminan y suenan según se juega con ellos.

El festival es un encargo del ayuntamiento y una producción de Artichoke, organización sin ánimo de lucro dedicada a la creación de arte en espacios públicos.

Más de 200 ciudadanos voluntarios son quienes facilitarán que el festival se desarrolle sin imprevistos durante los próximos días.

Helen Marriage, la directora de Artichoke, remarcó en la presentación del evento que este tipo de experiencias permiten que la ciudad y la gente que vive en ella “salgan de la rutina por un momento y aprecien el espacio físico que les rodea”.

Mientras algunas instalaciones se limitan a devolver su brillo a las calles y a invitar a jugar, otras buscan incitar a la reflexión.

Los temas representados en estas obras incluyen la crisis de los refugiados, la importancia de las energías renovables o los problemas asociados al cambio climático.

Entre las obras de “Lumiere London” se encuentra la del español Daniel Canogar, quien presenta “Asalto Londres”, una filmación que se proyecta sobre el edificio del ayuntamiento de Westminster (centro de Londres) y que forma parte de una serie en la que el artista madrileño lleva trabajando 12 años.

En conversación con Efe, Canogar explicó que su instalación proyecta un vídeo en el que se ve a londinenses, a quienes estuvo grabando el sábado pasado, “trepando” por las paredes de uno de los edificios más emblemáticos de Londres.

A través de este medio, el artista involucra a los residentes de la zona en su obra y hace de ellos “más que meros espectadores” de la capital.

Canogar añadió que quiere que su trabajo muestre a personas que viven en Londres y ocupan el espacio de la ciudad “trepando” y “alcanzando la cima” del ayuntamiento, y que ello les invite a que esa “escalada metafórica se haga literal”.

Los organizadores remarcaron ante los medios el orgullo que sienten por el resultado obtenido con el festival, que permitirá, apostilló Simons, “transformar la manera en que un espacio familiar se percibe para siempre”.

“Invitamos a todos, vengan de donde vengan, a visitar y reimaginar nuestra ciudad como un gran parque de luz. Hoy más que nunca, Londres se abre al mundo”, concluyó la alcaldesa adjunta.

Minuto a minuto