Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 23 febrero 2018

Un cuarentón más fuerte que el tiempo (VIDEO Y FOTOGALERIA)

Con la versión 2019, el Clase G de mercedes benz cumplirá cuatro décadas en el mercado de vehículos todoterreno de nivel premium

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Nacido en 1979, el diseño del icónico Clase G de Mercedes Benz apenas ha tenido modificaciones. El esperado Clase G 2019, presentado en un escenario de Detroit por el actor Arnold Schwarzenegger, deja intocadas sus líneas básicas y le ofrece nuevas prestaciones tecnológicas.

La razón por la que el actor, y exgobernador de California, estuvo en la presentación del vehículo es que el Clase G y Schwarzenegger nacieron en la misma ciudad, la localidad austríaca de Gratz, aunque con 32 años de diferencia. Con el actor, el presidente de Daimler, Dieter Zetsche.

La nueva generación del Clase G mantiene el aspecto cúbico del original vehículo que apareció hace casi cuatro décadas y un motor biturbo de 4 litros en V8 que genera 416 caballos de potencia y un par motor de 450 libras-pie.

Para el estreno mundial y el lanzamiento al mercado, Mercedes-Benz presentó la nueva Clase G como una leyenda innovadora en el rendimiento fuera de la carretera. La idea es mostrar fortalezas en el camino y un diseño perdurable e intemporal. El lema de la campaña es, en consecuencia, “Más fuerte que el tiempo”.

Las principales novedades tienen que ver con su aspecto, protagonizado ahora por unos curiosos faros LED y un interior de nuevo diseño y mayor calidad, y también con la oferta tecnológica, ya que ahora incorpora los sistemas de asistencia a la conducción de la casa.

Tiene una suspensión frontal independiente, que mejora el rendimiento en carretera, y una transmisión automática de nueve velocidades. Además, el capó y las puertas están producidos con aluminio, para reducir el peso del vehículo que es 375 libras (170 kilogramos) más ligero que el modelo al que reemplaza.

El nuevo Clase G también es ligeramente más grande que su predecesor, tanto en longitud como en altura, para mejorar el espacio interno. Es 5,3 centímetros más largo y 12,1 centímetros más ancho.

El cuadro de instrumentos en el tablero es analógico de serie pero puede ser completamente digital, como en otros productos de la gama, y los difusores de aire tienen un acabado circular, en línea con los nuevos faros LED delanteros. La opción digital tiene dos pantallas de 12,3 pulgadas (Widescreen Cockpit). El G estrena un mando táctil o tableta en la consola para el control del sistema multimedia.

La pantalla izquierda es la que hace de cuadro de instrumentos propiamente dicho -con tres diseños a elegir: Classic, Sport y Progressive-, mientras que la derecha es la pantalla multimedia a través de la que se accede al equipo de audio, el navegador, el teléfono y todos los sistemas del vehículo.

Ahora están disponibles cinco modos de conducción a través del ‘Dynamic Select’ (Comfort, Sport, Individual, Eco y G-Mode) que varían los ajustes de la suspensión, la dirección, el motor, la caja de cambios y los sistemas de asistencia.

La dirección es ahora de cremallera y electromecánica, lo que permite incorporar asistencias como el Parking Assist. Además, ofrece tres niveles de dureza, accesibles a través de los diferentes modos de conducción.

Destaca el nuevo modo G (G-Mode), pensado para un uso todoterreno, que se activa cuando se selecciona la reductora o alguno de los bloqueos de diferencial. El objetivo es reducir las pérdidas de tracción (evitando cambios de marcha innecesarios, por ejemplo) y todos los sistemas del vehículo se adaptan a la conducción off-road.

Minuto a minuto