Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 23 mayo 2018

Jóvenes “dreamers” intentan protestar con bloqueo a Disneylandia

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un grupo de jóvenes migrantes indocumentados, llamados “dreamers” o soñadores, protestaron hoy frente al parque de atracciones Disneylandia de Los Ángeles, en demanda de que el Congreso de Estados Unidos resuelva su situación migratoria.

En un acto de desobediencia civil, una veintena de jóvenes con carteles lanzó consignas e intentó bloquear el acceso de visitantes al popular sitio de atracciones en el sur de California.

Los jóvenes se apostaron afuera de la entrada de South Harbor Boulevard, frente al parque temático, donde planeaban bloquear la entrada, pero agentes del Departamento de Policía de Anaheim los retiraron del lugar.

La protesta se dio mientras el Senado votaba un acuerdo para superar el cierre del gobierno, provocado en parte por la falta de acuerdos sobre el programa DACA, que impide la deportación de sus beneficiarios conocidos como “dreamers”, y al que el presidente Donald Trump prometió poner fin antes del 5 de marzo próximo.

El cierre del gobierno estadunidense comenzó el primer minuto del sábado, cuando los demócratas en el Senado, junto con un puñado de republicanos, bloquearon un proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes para financiar temporalmente el gobierno durante cuatro semanas.

Los demócratas y los republicanos están en un punto muerto sobre varios temas, en especial el futuro del DACA, que protege a casi 800 mil jóvenes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños.

Los activistas de la coalición #OurDream declararon que su protesta fue una acción no violenta y desesperada para presionar al Congreso a no aprobar una ley de gastos hasta que los “dreamers” estén protegidos.

“Los miembros del Congreso no deberían jugar temerariamente con las vidas de los jóvenes indocumentados”, dijo en un comunicado Dafne S., una receptora de DACA de Los Ángeles.

“La gran mayoría del público estadunidense apoya la ley Dream sin nada a cambio. No nos mantendremos al margen mientras los miembros de nuestra comunidad se ven obligados a adentrarse más en las sombras”, apuntó.

Claudia Treminio, beneficiaria del DACA en Los Ángeles, calificó el estancamiento como un “intento inútil para apaciguar la base racista de Trump” y una “forma de financiar a sus patrocinadores corporativos”.

“No vamos a permanecer en silencio, ya que el presidente Trump y los miembros del Congreso nos usan como moneda de cambio para construir un muro fronterizo”, dijo.

Cuando los invitados ingresaban al parque, la graduada de Comunicaciones Eliza Verduzio, de 31 años, de Riverside, mostraba un cartel de protesta.

La demostración comenzó a las 09:30 hora local (15:30 GMT), con el bloqueo de una intersección para autobuses y autobuses que entran y salen del parque en South Harbor Boulevard.

Al cabo de 10 minutos, los agentes de policía de Anaheim emplazaron a los manifestantes a retirarse, por lo que se trasladaron a la acera justo debajo del letrero de Disneyland Resort.

Bárbara Hernández, de 26 años, de Santa Ana, relató cómo llegó a Estados Unidos cuando era niña: “Vinimos a Disneyland por unas vacaciones, y esas vacaciones se convirtieron en 20 años”, y ahora su residencia se encuentra en un limbo, por lo que pidió a los funcionarios del gobierno que tomen medidas.

“Están usando nuestras vidas como moneda de cambio”, dijo, y añadió: “ya basta que el Congreso no atienda nuestro caso, y basta de que los demócratas nos den la espalda y sólo nos usen para sus fines”.

Emily Velázquez, de 40 años, de La Mirada, cantó “Pase un limpio Dream Act para todos”, con la melodía de “It’s A Small World”, un tema clásico de una atracción en Disneylandia.

Minuto a minuto