Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 23 mayo 2018

Gobernador de Hawai tardó en avisar que era falsa la alerta de misil porque olvidó su contraseña de Twitter

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Washington, EEUU (EFE).- El gobernador del estado de Hawai, David Ige, avisó tarde que la alerta recibida por los ciudadanos por ataque de misiles era falsa debido a que no recordaba los datos necesarios para iniciar su sesión en Twitter, según recogieron hoy medios locales.

El propio Ige reconoció que esa fue la causa por la que tardó 17 minutos en expresar a los demás habitantes que la advertencia no era real, a pesar de que tenía conocimiento de la situación dos minutos después de que se produjera.

“Tengo que confesar que no sé mi usuario de Twitter y la contraseña, así que es uno de los cambios que he realizado”, afirmó el gobernador demócrata tras el discurso sobre “el estado del estado”.

Los ciudadanos de Hawai recibieron el 13 de enero pasado una alerta en sus teléfonos móviles que indicaba que un misil balístico se dirigía hacia ese estado estadounidense de forma inminente, una alarma que resultó ser falsa y se debió a un fallo humano, en medio de la escalada militar entre EE.UU. y Corea del Norte

“No hay amenaza de misil”, afirmó a las 8.24 hora local de ese día en su perfil de la red social, después de que el mensaje inicial llegara a los hawaianos a las 8.07 hora local.

En ese plazo, mientras el perfil de Ige permanecía inoperante, otros políticos utilizaron las redes sociales para informar a la ciudadanía.

Pese a la tardanza, la publicación en Twitter se produjo antes que en Facebook, donde aún se retrasó seis minutos más en facilitar la información.

La razón reside en que, como otros cargos públicos, las redes sociales de Ige son llevadas por miembros de su equipo, aunque el propio gobernador reconoció haber instalado las aplicaciones en su celular para tener acceso directo sin necesidad de mediación en casos de urgencia.

El día de la falsa alerta, el sistema que había dado la señal de alarma a los hawaianos tardó 40 minutos en reaccionar y dar la versión correcta.

“Nos refugiamos inmediatamente. Yo estaba sentado en la bañera con mis hijos rezando. Ahora estoy extremadamente enfadado”, dijo a la cadena CNN el congresista estatal Matt LoPresti, al relatar la experiencia.

La alerta tuvo lugar en medio de las tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte tras las continuas pruebas de misiles balísticos y el desarrollo del programa nuclear que está llevando a cabo Pyongyang, además de los continuos intercambios de amenazas entre los líderes de ambos países.

Minuto a minuto