Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 15 agosto 2018

Nadadora olímpica que acusó a su entrenador de abuso sexual se pregunta por qué nadie la ayudó

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ariana Kukors / Foto: AP

SEATTLE (AP) — Una nadadora olímpica que acusó a su ex entrenador de abuso sexual cuando era menor de edad detalló en un ensayo publicado el viernes una “relación abusiva e increíblemente manipuladora” que duró una década.

Ariana Kukors escribió que Sean Hutchison la controló y manipuló desde que era jovencita, y que el abuso por momentos le restó brillo a los éxitos que logró en la piscina, entre ellos su participación en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

“Cuando recuerdo esos momentos, me pregunto llorosa por qué nadie me ayudó… por qué nadie intervino para salvarme de este monstruo. Todavía es difícil comprender, pero Sean había perfeccionado el arte de manipularme: yo no siquiera sabía que necesitaba ayuda”, escribió en un ensayo publicado online.

La ex campeona mundial ofreció nueva información sobre la pesquisa que la federación estadounidense de natación realizó hace años sobre una posible relación entre ella y Hutchinson, que según algunos críticos fue superficial e insuficiente. Esa investigación se realizó después de otros escándalos de abuso sexual en el deporte.

Kukors escribió que la pesquisa, realizada en enero de 201 cuando ella tenía 21 años, consistió en entrevistas por teléfono con un detective privado, en la que respondió a menos de 20 preguntas.

“Tenía miedo. Mentí. Jamás me había sentido tan solitaria”, escribió, al relatar ese momento. Cuando la federación cerró la pesquisa varias semanas después, señalando que no habían hallado evidencia de conducta inapropiada y catalogando los rumores sobre Hutchinson como “mentiras malintencionadas”, Kukors dijo que “me callé la boca muy rápido”.

Hutchinson ha negado haber incurrido en conducta inapropiada, o que haya manipulado a Kukors para abusar de ella cuando era menor de edad. El ex entrenador olímpico no ha sido acusado de delito alguno, aunque las autoridades allanaron su apartamento en Seattle esta semana.

“Jamás abusé de Ariana Kukors ni hice algo con ella que no fuese consensuado”, dijo Hutchinson el jueves en un comunicado.

Su abogado y la federación de natación no respondieron el viernes a mensajes solicitando su reacción sobre el ensayo de Kukors.

Minuto a minuto

Toda la sección