Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 14 agosto 2018

Funeraria de Texas deberá pagar compensación por extraviar cuerpo

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un jurado de una corte texana en el Condado de Bexar, en San Antonio, ordenó hoy a una casa funeraria pagar una indemnización de ocho millones de dólares a los padres de una joven, cuyo cuerpo fue sacado de su ataúd en agosto de 2015 y cuyo paradero se desconoce.

El 15 de agosto de 2015, el cadáver de Julie Mott, de 25 años y quien falleció de fibrosis quística una semana antes, desapareció de la funeraria Mission Park Funeral Chapel North.

Los padres de la chica, Timothy y Sharlotte Mott, interpusieron una demanda contra la compañía MPII, propietaria de la funeraria, con el argumento de que el cuerpo de su hija se perdió mientras estaba bajo el cuidado de ese establecimiento.

El juicio que ventiló la demanda culminó este martes, con el dictamen contra la funeraria.

Los abogados de los Mott habían solicitado al jurado que se otorgara a sus clientes 10 millones de dólares -cinco millones a cada uno- por las angustias mentales pasadas y futuras por la pérdida del cuerpo de su hija.

Expertos testificaron en el juicio que la compensación financiera no permitiría a ninguno de los padres experimentar el cierre y los dejaría atrapados en el proceso de duelo.

La casa funeraria, a través de su propietario, Robert “Dick” Tips, y su esposa, Kristin, presidente de la compañía, negaron haber actuado mal y acusaron durante el juicio a Bill Wilburn, exnovio de Mott, de haber robado el cadáver.

El cuerpo no ha sido localizado hasta ahora y no se han realizado arrestos en el caso, que aún investiga la policía de San Antonio.

Minuto a minuto