Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 18 diciembre 2018

Los espasmos de Juan Carlos Mejía

El artista plástico inaugura exposición en Difusión Cultural.

Hugo Rentería / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Parte de la vida del artista plástico Juan Carlos Mejía, esta representada en la exposición “Espamos”, inaugurada en la Galería 1 del Centro de Difusión Cultural “Raúl Gamboa Cantón” del Instituto Potosino de Bellas Artes; pintura al óleo y grabado en diversas técnicas es lo que se puede apreciar.

Es una revisión de su pasado y de los momentos más significativos en su vida, lo que muestra el autor. La obra destaca por la gran calidad con que fueron elaboradas las piezas, el cuadro “Reverdece” realizado en el 2017, unos niños caminan hacia un espacio fantástico acompañados de mujeres que tienen ramas de árboles en su cuerpo.

“Búsqueda” realizado en tinta china y gouche sobre papel, es una gran representación de los deseos de Juan Carlos Mejía, quien también aparece en algunas de las piezas que logró reunir para esta ocasión. La “búsqueda”, queda en claro que fue el principal elemento para poder realizar una introspección y expresarlo en las piezas durante el proceso creativo.

“No parpadear” del 2017, una obra en tinta china y gouche sobre papel, tiene mucha influencia del cómic. Por lo que la obra de Juan Carlos Mejía, es muy variada en cuanto a sus influencias, en algunas piezas también se puede detectar los rasgos del “manga japonés”.

Pocas veces, en las exposiciones se puede apreciar un gran proceso creativo y donde todos los elementos que el autor quiere expresar en su mensaje están bien planteados, con dominio de la técnica como un ejemplo claro donde el artista muestra su oficio; y eso se puede deducir al observar “Espasmos”.

Los árboles en colores oscuros, el insomnio, la partida, son otros de los referentes que Juan Carlos Mejía usa para referirse a las diversas etapas que ha enfrentado en el transcurso de su vida, y que están representadas mediante personajes de una forma clara; sin ser pretenciosa.

“El número de la sanguijuela”, un linograbado con tinta china y gouche sobre papel, es otra bella pieza en la exposición y refleja la capacidad del autor para crear mensajes contundentes. Así como la serie titulada “Soltar”, que tiene la gran capacidad de conmover a la persona que la observa.

Minuto a minuto