Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 14 diciembre 2018

José Emilio Pacheco no quería un pedestal: Cristina Pacheco

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“Viví con un hombre que quería todo, menos un pedestal, era un ser humano maravilloso y lo sigue siendo”, afirmó Cristina Pacheco tras develar una estatua de bronce de José Emilio Pacheco en el Centro Municipal de la Cultura y las Artes.

Esta es “otra experiencia, que jamás creí tener, es verlo convertido en una estatua, desde luego ustedes comprenderán mi estado de ánimo, mi emoción de volver a verlo así, tal como era, ha sido muy estremecedora”, externó la periodista ante un nutrido grupo de estudiantes del Instituto Nacional de Bellas Artes y de la alcaldesa Denisse Ugalde Alegría.

“José Emilio no está sólo. Está bajo una lluvia de palabras. Desde luego por las noches o en cualquier hora no lo sé, pensaré en esta estatua y muy frecuentemente vendré a visitarla. A sabiendas de que no está fría, ni está sola, está llena de vida, llena de palabras, palabras con las que él creó un mundo, un mundo inmenso como el mar que tanto amó”, afirmó Cristina Pacheco al observar la escultura.

La estatua del escritor mexicano autor de “las Batallas en el Desierto”, “Morirás Lejos” y “El Principio del Placer”, fue esculpida en bronce, en tamaño real, junto con un librero que contiene sus principales obras, por la escultora Cecilia Vélez Zamudio, en una obra que fue colocada en el vestíbulo del Centro Municipal de la Cultura y las Artes, en el centro de este municipio, que José Emilio Pacheco quizá nunca conoció.

Cristina Pacheco tras ver la escultura afirmó: “Sólo quiero decirles una cosa, que este día 19 de febrero, me he vuelto a casar con él. Ahora está en una estatua, pero no se queda en silencio, lo va a rodear para siempre el rumor de la lluvia, el rumor del viento, las voces de los estudiantes que vienen aquí para aprender, para conversar a intercambiar mensajes”.

“José Emilio no está sólo. Está bajo una lluvia de palabras. Desde luego por las noches o en cualquier hora no lo sé, pensaré en esta estatua y muy frecuentemente vendré a visitarla. A sabiendas de que no está fría, ni está sola, está llena de vida, llena de palabras, palabras con las que él creó un mundo, un mundo inmenso como el mar que tanto amó”, agradeció la periodista mexicana.

Minuto a minuto