Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 11 diciembre 2018

¿Armar a los maestros puede ser la solución a los mortales tiroteos en escuelas de EEUU?

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“Nuestro personal está armado”, anuncia una escuela de Texas / Foto: AP

Después de otra matanza en una escuela, el presidente Donald Trump dice que si una de las víctimas, un técnico de fútbol americano, hubiera estado armado, “habría disparado y eso habría resuelto todo”.

La idea de armar a los maestros, una propuesta que Trump ya planteó durante su campaña presidencial, es algo que se está discutiendo a nivel de legislaturas estatales, incluida la de la Florida, donde hace poco fallecieron 17 personas en una nueva matanza.

El técnico de fútbol americano Aaron Feis, que protegió con su cuerpo a algunos estudiantes de la secundaria Marjory Stoneman Douglas High School de Parkland, Florida, “fue muy valiente”, declaró Trump el miércoles durante un encuentro con padres y sobrevivientes de matanzas escolares. “Si hubiera tenido un arma, no hubiera tenido que salir corriendo”.

El senador republicano de la Florida Greg Steube dijo que las zonas donde las armas están prohibidas, como las escuelas, son blancos fáciles y propuso permitir que los maestros con experiencia en las fuerzas armadas o la policía puedan portar armas.

“Nuestro recurso más valioso son nuestros hijos. ¿Por qué ponerlos en situaciones en las que no hay nadie que esté armado y capacitado para responder rápidamente cuando hay alguien disparando?”, dijo Steube a la Associated Press mientras numerosos estudiantes, incluidos algunos sobrevivientes a la matanza de Parkland, se manifestaban frente al capitolio estatal a favor de un cambio a las reglas sobre las armas.

Discusiones similares tienen lugar en Kentucky, Colorado, Carolina del Norte y Alabama, y el procurador general de Wisconsin se mostró dispuesto a considerar la idea.

“Nuestros estudiantes no necesitan ser blancos fáciles. Nuestros maestros no tienen que defenderse con un lápiz número dos”, afirmó el representante republicano de Alabama Will Ainsworth al proponer un proyecto de ley tras la matanza de la Florida.

La población está dividida. Una encuesta de esta semana de ABC News y el Washington Post indicó que el 42% de la población cree que maestros armados podrían haber prevenido la matanza.

La maestra de Salt Lake City, Utah, Kasey Hansen dijo que comenzó a considerar la posibilidad de portar armas en el 2012, luego de la matanza en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut, donde fallecieron 20 niños y seis adultos.

“Lo único que pueden hacer los maestros es colocar a los niños en un rincón, pararse delante de ellos y rogar por que no pase nada”, expresó Hansen, quien porta un arma cuando va a sus clases para niños especiales.

“No voy a decirles a los maestros que deben portar armas”, agregó. “Pero yo, personalmente, sentí que era mejor que esconderse en un rincón y esperar”.

Utah es uno de al menos ocho estados que permiten, o por lo menos no prohíben específicamente, el porte de armas en escuelas primarias o secundarias, de acuerdo con el Centro Legal Giffords para Prevenir Violencia con Armas.

En Austin, Texas, la maestra Tara Bordeaux no se ve a sí misma armada.

“No estoy capacitada para ser policía. Soy una maestra”, afirmó.

Brock Cartwright, director del distrito escolar de Claude, Texas, no quiso decir cuántos de los maestros de sus escuelas está armado, pero los carteles que hay en los ingresos a las escuelas no dejan dudas: “Sepan que el personal está armado y apelará a la fuerza que sea necesaria para proteger a nuestros estudiantes”.

Igual que otros directores de distrito, Cartwright dice que los maestros armados son parte de un plan que incluye prácticas sobre cómo responder en situaciones de emergencia. Esta pequeña ciudad al este de Amarillo no tiene un departamento de policía.

La presidenta de la Federación Nacional de Maestros, que tiene 1.7 millones de afiliados, Randi Weingarten, sostuvo que armar a los maestros “es la peor idea que he escuchado de entre muchas ideas realmente malas”.

El ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich planteó que cada escuela tenga un pequeño grupo de maestros armados, tras lo cual el senador demócrata Chris Murphy declaró que ese era el nuevo “modelo de la industria armamentística: usar la epidemia de violencia con armas para vender más armas y generar más ganancias”.

Minuto a minuto