Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 17 diciembre 2018

Fiscalía de Jalisco arresta a tres policías de Tecalitlán por secuestro de italianos

SinEmbargo.mx
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Especial

Tres policías municipales de Tecalitlán, Jalisco, fueron detenidos este día por la desaparición de los italianos Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino, ocurrida el pasado 31 de enero, y por quienes cientos de italianos han realizado distintas protestas en su país.

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación, citadas por medios nacionales, la detención fue lograda gracias a los trabajos de inteligencia y el despliegue de elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) en dicho municipio. La primera línea de investigación, establecida tras el interrogatorio a varios policías municipales, indica que los tres agentes habrían entregado a los ciudadanos italianos a civiles armados.

Los agentes detenidos fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público para determinar su situación jurídica.

La familia de los tres italianos han señalado que se quiere criminalizar a sus desaparecidos, relacionándolos en medios con criminales. También anunciaron, en entrevista con SinEmbargo, que se sentían bajo amenaza en México a pesar de ser víctimas, y que pronto dejarían el país.

Ayer, el Secretario General de Gobierno, Roberto López Lara, dio a conocer que el director de la Policía de Tecalitlán, Hugo Enrique Martínez Muñiz, no había sido localizado desde la tarde del pasado martes.

“El director general de la Policía de Tecalitlán, él [no] está en estos momentos, no se le encuentra por ningún lado. Ya la policía investigadora está trabajando como líneas de investigación la Fiscalía General del Estado”, confirmó López Lara.

Martínez Muñiz tiene su residencia en el municipio de Tuxpan, también en Jalisco, sin embargo, cuando las autoridades acudieron al lugar no les fue posible localizarlo.

Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino están desaparecidos desde el 31 de enero pasado.

Raffaele Russo, de 60 años de edad, tenía tres meses y medio viviendo en Guadalajara, mientras que su hijo Antonio Russo y su sobrino Vincenzo Cimmino, de 25 y 29 años, respectivamente, tenían sólo cinco días en el país cuando desaparecieron.

Los familiares primero perdieron el rastro de Raffaele y luego el de Antonio y Vincenzo, quienes desaparecieron justamente cuando buscaban a su familiar luego de toparon con policías municipales que los obligaron a seguirlos.

La retención fue informada en la radio policiaca, según dijo una empleada municipal de Tecalitlán, aunque después la misma mujer negó el reporte y afirmó no tener conocimiento de los italianos, denunció la familia de los ciudadanos extranjeros.

La familiar enfatizó que los tres hombres vinieron a trabajar honradamente “no fueron hacer nada malo”, fueron a vender, para nosotros el ser vendedor ambulante es un arte de ganar dinero cuando no hay trabajo”.

Ayer, los los familiares informaron que saldrán de México por temor, aunque aclararon que hasta ahora no han recibido amenazas de ningún tipo.

Las muestras de solidaridad para encontrar a los italianos desaparecidos en México llegaron hasta el estadio San Paolo, donde hace unos días los aficionados asistentes al partido entre los equipos de Napoli y Spal desplegaron una manta con la leyenda: “Liberen a los napolitanos en México”.

Minuto a minuto