Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 19 septiembre 2018

Trasplantan hígado a menor de un donante vivo en Sonora

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Una menor de dos años cinco meses de edad, que recibió el trasplante de hígado de un donante vivo, se recupera de manera satisfactoria, tras la primera operación de trasplante en su tipo que se realiza en el noroeste de México.

Se trata de América Yovanna Moreno, quien el pasado 27 de enero fue sometida exitosamente a la intervención quirúrgica para trasplantarle un pedazo de hígado que le donó tu tío Luis Alberto Moreno Zepeda, de 37 años de edad.

La operación para extraer el órgano al donante y trasplantarlo a la pequeña, que sufría de cirrosis hepática congénita en etapa terminal, se realizó en un hospital privado de esta ciudad capital y duró 14 horas continuas.

El director del Centro Estatal de Trasplantes del Estado de Sonora (CEESTRA), Ernesto Duarte Tagles, quien estuvo al frente del equipo de especialistas y personal de enfermería que participó en el trasplante, dijo que la menor tiene muy buena evolución.

Al señalar que esta es el primer trasplante en su tipo de un donante vivo que se realiza en Sonora y en todo el noroeste del país, el especialista médico expuso en entrevista que la niña se encuentra muy bien.

Destacó que la menor presenta una evolución muy buena, pues se les han practicado diversos exámenes médicos y el hígado trasplantado ya casi alcanza sus niveles normales, lo cual se refleja en la apariencia de su piel y el estado de ánimo.

Explicó que la intervención de trasplante simultáneo consistió en extraer una porción del lado izquierdo del hígado del donante, en tanto que a la niña se le extrajo su órgano completo para colocarle el pedazo que le donó su tío.

Se trata, dijo, de una operación de alto riesgo por el sangrado, “el hígado de la niña se quitó completo y en su lugar se puso el pedazo del tío, proporcional al tamaño; el hígado de la niña y el tío se regenerará y crecerá a los volúmenes adecuados”.

Por su parte, Cecilia Moreno Zepeda, madre de la menor trasplantada, recordó que a un mes de nacida América Yovanna se le detectó el padecimiento y le daban dos años de vida, por lo que se dieron a la tarea de buscar donadores.

“Fue muy triste vivir así, esperando donador, tenía que ser donante cadavérico pues no había opción de donante vivo y me dieron de cinco a siete años de espera para la donación de hígado”, externó.

Dijo que desde un principio su hermano le dijo que sería donador y es opción la dejaron hasta el final, pues se realizaron estudios para ver la compatibilidad con los hermanitos de la niña y con sus padres, pero el único compatible fue su tío.

A su vez, el donante, Luis Alberto Moreno Zepeda, externó sentirse muy bien por el acto hacia su sobrina “me siento muy bien, muy contento, muy feliz, no hallo cómo decir lo que sentí y siento por ella”.

Dijo que América Yovanna es como su hija, no obstante que tiene otros cuatro hijos de 15, 12, 10 y 5 años de edad, quienes se sienten muy contentos por lo sucedido.

“Nunca dudé, tuve la seguridad, nunca tuve miedo y lo volvería a hacer”, subrayó el donante de una porción de su hígado para su pequeña sobrina que hora se recupera satisfactoriamente y tiene amplias expectativas de vida.

De acuerdo con información del Centro Estatal de Trasplantes del Estado de Sonora (CEESTRA) este tipo de operaciones solo se han realizado en Jalisco, Nuevo León y la Ciudad de México.

Durante el año pasado, en la Ciudad de México se realizaron siete trasplantes hepáticos de donador vivo, además de cuatro en Nuevo León y tres en Jalisco.

Minuto a minuto