Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 20 junio 2018

Ciudades para autos eléctricos (FOTOGALERÍA)

Hacer que la recarga de un automóvil de baterías sea un acto tan cotidiano como la de un teléfono celular es el reto para reconvertir la movilidad.

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Nissan, en alianza con la firma de investigación de mercado, Frost & Sullivan, hizo público un estudio el cual demuestra que uno de cada tres consumidores (37 por ciento de los encuestados) que planea adquirir un vehículo en el Sudeste Asiático, está abierto a comprar un auto eléctrico para uso regular.

El estudio – que incluye a Singapur, Indonesia, Tailandia, Malasia, Vietnam y las Filipinas- también reveló que para los encuestados, el principal factor para comprar un eléctrico es la exención de impuestos en sus países, hasta un 75 por ciento, seguido por la disponibilidad de estaciones de recarga con un 70 por ciento.

Otros factores que incentivan a los consumidores de esa región son los carriles prioritarios que han dispuesto muchas ciudades para vehículos eléctricos, estacionamiento gratuito y descuentos en peaje.

La conveniencia para recargar el vehículo se identificó como el segundo factor más importante. “Los consumidores en el Sudeste Asiático han indicado que los gobiernos tienen un papel crítico para fomentar la adopción de los vehículos eléctricos”, declaró Yutaka Sanada, vicepresidente senior regional de Nissan.

En Europa la carga de energía es todavía un obstáculo para muchas personas interesadas en los coches eléctricos. Según Volkswagen Group, esa es la razón principal para simplificar las formas de cargar una batería de auto aún más que llenar un tanque de combustible.

El reto para el desarrollo de autos eléctricos es hacer que cargar las baterías de un vehículo sea un asunto tan cotidiano como ya lo hacemos con los teléfonos móviles o las laptops.

Confiamos ciegamente en que queda suficiente poder en ellos y lo mismo debe suceder con respecto a la electro-movilidad.

Un automóvil eléctrico recibe una carga completa durante la noche a través de un enchufe convencional y se carga cuando es conveniente en el camino.

Habrán de multiplicarse las estaciones de carga instaladas permanentemente, con las que el tiempo de carga en el hogar puede acortarse dramáticamente. Estas llamadas “cajas de pared” están conectadas a salidas de corriente de alta potencia, al igual que su estufa eléctrica, y pueden cargar la batería de su automóvil con hasta 11 kilovatios de electricidad, haciéndolas cinco veces más potentes y más rápidas de lo normal. salida capaz de entregar solo dos kilovatios en forma continua.

El nuevo Golf eléctrico de VW -el eGolf-, tiene una impresionante capacidad de batería de 35,8 kWh, se puede cargar por completo en cinco horas con una caja mural. Es decir, si la batería está completamente agotada desde el principio. Una vez cargada, el automóvil está listo para conducir hasta 300 kilómetros libres de emisiones.

En estaciones públicas la carga es más rápida que en casa. Están surgiendo en grandes cantidades en los centros urbanos de Europa, en la actualidad.

Los encontrará frente a hoteles o supermercados, en calles del centro y aparcamientos. Su número sigue creciendo todos los días, sobre todo porque las tiendas y centros comerciales los utilizan para atraer compradores.

Las ciudades alemanas compiten ahora por la mejor y más ecológica infraestructura de carga, por ejemplo, utilizando sus propias estaciones de carga de energía solar.

Ya sea en Munich, Essen o Berlín, los puntos de carga públicos generalmente proporcionan 22 kilovatios de energía y pueden recargar una batería de Golf agotada en aproximadamente dos horas. El VW e-Up! con su batería de 18,7 kWh se puede recargar en el almuerzo.

El estado de carga de su automóvil puede monitorearse con una aplicación en su teléfono. Ciudades con alto volumen de tráfico y pocas oportunidades de estacionamiento ahora ofrecen estacionamiento gratuito en las estaciones de carga. ¿Cuándo fue la última vez que pudo estacionarse gratis en una gasolinera en el centro de la ciudad?

Las estaciones de carga recientemente instaladas incluirán puntos de carga HPC altamente sofisticados. HPC significa “carga de alta potencia” y es un nuevo estándar de carga de alto rendimiento.

Para 2020, el proyecto llamado IONITY planea instalar 400 estaciones de carga multipunto en las principales vías de Europa. Será posible cargar automóviles con hasta 350 kW de potencia en muy poco tiempo. Utilizando el sistema de carga combinado (CCS), IONITY está configurado para garantizar la compatibilidad con la mayoría de los vehículos eléctricos de la generación actual y futura, en todas las marcas.

Y todo lo que requiere en una de esas estaciones es un breve descanso.

Minuto a minuto