Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 22 septiembre 2018

Promueven desarrollar mecanismo para el cumplimiento del principio de igualdad salarial entre géneros

Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El Congreso del Estado aprobó un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para que determine o desarrolle un mecanismo de verificación para asegurar el cumplimiento del principio de igualdad salarial entre géneros dentro de las empresas de los sectores social y privado en San Luis Potosí.

Este punto de acuerdo fue promovido por la legisladora Guillermina Morquecho Pazzi, quien expuso que de acuerdo al informe “La Brecha Mundial de Género”, el 61.5 por ciento de las mujeres que trabajan lo hacen sin recibir pago alguno, mientras que en el caso de los hombres esta cifra es de 19.4 por ciento. Datos que concuerdan con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que advierte que en México la brecha laboral y salarial se observa con mucho más fuerza que en el resto de países que integran la dicha organización.

Asimismo el Pleno del Congreso aprobó también un punto de acuerdo promovido por la legisladora Esther Angélica Martínez Cárdenas quien exhorta al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Instituto Nacional Electoral (INE), Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), para sensibilizar, capacitar e implementar una estrategia para difundir el “Protocolo para Atender la Violencia Política en Contra de las Mujeres” y diseñar un diagrama de actuación ante casos de violencia política de género en el estado de San Luis.

El argumento de la legisladora se basó en que durante los procesos electorales “donde cada día más mujeres contienden por cargos de toma de decisiones, los casos de asesinato, violencia física y psicológica, desaparición y ataques con arma de fuego a personas que fungieron como precandidatas, candidatas, dirigentes de partidos, coordinadoras de campaña, colaboradoras, así como familiares de candidatas son una constante que debe parar”.

Minuto a minuto

Toda la sección