Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 18 junio 2018

Tubérculos y semillas mexicanas, dieta milenaria con alto valor nutritivo

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Existe un grupo de plantas que son fuente de proteínas y grasas, así como un alto contenido de fibra que ayudan a mejorar la digestión y tienen un gran aporte nutricional para el ser humano, de los cuales se ocupan sus raíces, granos y frutos.

Así, la almendra, cacahuate, nuez, linaza y ajonjolí, contienen grasa de excelente calidad Omega tres, seis y nueve, contienen más de 80 por ciento los ácidos grasos polinsaturados que son excelentes para la nutrición del ser humano, destacó el doctor Erick Estrada Lugo.

En entrevista con Notimex, el investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo detalló que de las semillas en México como el cacahuate, girasol, calabaza y chía la mitad de sus componentes es grasa de buena calidad y tienen 25 por ciento de proteína, mientras que la carne tiene 20 por ciento.

En tanto, los cárnicos tienen 2.5 miligramos de hierro, en ajonjolí tiene 9.0, por su parte; en cuanto al calcio, la leche tiene 119 miligramos, mientras que dicha semilla tiene 950 miligramos.

Es decir, la dieta milenaria de semillas, carbohidratos y camote es mejor nutritivamente, que la dieta de leche, carne y huevo; en proteínas, grasas, vitaminas y minerales, “por eso ahora la gente se enferma más, 93 por ciento”.

Asimismo, resaltó que en el sureste mexicano, Centro y Sudamérica, países africanos, la parte tropical de China, India y Tailandia, el consumo de harinas se obtiene a partir de los camotes que son los alimentos preagrícolas, como la yuca y el taro.

Explicó que el consumo del camote como la yuca, es fuente de agua y harina o sea azúcares, lo cual da energía para trabajar 12 horas al día, tiene un sabor neutro y 30 por ciento de su peso es carbohidratos o azúcares, contra 80 por ciento del trigo, 87 por ciento del arroz y 80 por ciento del maíz.

Sin embargó con la combinación de alimentos de diferentes regiones del mundo, como el maíz de México, el arroz de China e India y el trigo de Europa, ahora hay una epidemia mundial de sobrepeso y obesidad.

Lo anterior, sucede porque se junta la fuente de carbohidratos de todo el planeta en cada país para trabajar mínimo 12 horas diarias, pero el sedentarismo, es decir el no quemar la glucosa que se consume, se convierte en sobrepeso y obesidad, la problemática mundial en general en el siglo XXI.

Por su parte, el taro también contiene 80 por ciento de azúcares, la cúrcuma tiene 67 por ciento de carbohidratos azúcares, pero como el camote es mucho más importante, tiene 10 por ciento de proteína, mientras que la yuca tiene 3.0 por ciento.

En general, reiteró, los camotes son fuente de azúcares, energía y agua, en tanto, las semillas son fuente de grasa, proteína, vitaminas y minerales así que cualquier persona que se vuelva vegetariana saludable puede sobrevivir mucho más saludable con todos los nutrientes.

Precisó que el consumo de los camotes y cereales depende de las horas de ejercicio “sabemos que un plato de arroz permite trabajar tres horas y media”.

El profesor de la Universidad de Chapingo, mencionó que 80 por ciento de la población mexicana padece estreñimiento y es la primera causa de cáncer de colon y la primera causa de colitis,migraña, así como sobrepeso y obesidad, entonces plantas como la chía, linaza y tapioca, dan energía y contienen fibra para evitar dicho padecimiento.

Indicó que la dieta ideal, sería tres platos de 300 gramos de fruta, desde la mañana, hasta el mediodía, o sea, un mínimo de 900 gramos de frutas mixtas y otros 900 gramos de al menos 10 verduras en forma de ensalada, en especial de hojas verdes y verduras de otros colores como zanahoria, jícama betabel y rábano.

La principal problemática es que la población actual no come fibra y por eso padece estreñimiento, además consume proteína de pésima calidad, cuando la ignorancia y la mercadotecnia lo invitan y lo incitan a que coma leche, carne y huevo que son fuente de proteína de pésima calidad, puntualizó.

La buena proteína está en las semillas como nueces, almendras, cacahuates, ajonjolí, linaza, chía, girasol, calabaza, piñones, pistaches, avellana, macadamia, eso sería lo ideal como fuente de proteína y también como fuente de grasa, además de beber agua para combatir el estreñimiento, sobrepeso y obesidad.

En cuanto a los usos medicinales, dichas semillas son medicamentos auténticos, cuando se trata de enfermedades como la osteoporosis o la anemia, ya que el médico receta cápsulas de vitamina C, minerales, hierro, calcio, por su ignorancia, “cuando dos cucharadas soperas de ajonjolí y dos de almendras tiene todo el calcio para cualquier persona que padece osteoporosis y tiene todo el hierro para cualquier persona que padezca anemia”.

Mientras que para tratar la disfunción eréctil que padecen muchos mexicanos arriba de 40 años de edad, enfatizó, por falta de vitaminas y minerales, se encuentran en las almendras, el ajonjolí, la chía, la linaza, cacahuates y en particular semillas de girasol y calabaza “ese sería el medicamento para esos señores y por supuesto que deje de comer hormonas de la granja como leche, carne y huevo”.

Por eso ahora la población vive intoxicada con sobrepeso porque come mucha energía y no hace dos horas de ejercicio, “bueno el 80 por ciento no hace ni cinco minutos”, concluyó.

Minuto a minuto

Toda la sección