Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 20 junio 2018

Crece impunidad en sólo dos años

En 28 estados se observa una situación crítica en el tema, donde se refleja la desconfianza ciudadana

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- Los niveles de impunidad y la desconfianza de los ciudadanos en las instituciones de seguridad y justicia empeoraron en el país en los últimos dos años.

Pero peor aún fue la saturación de carga de trabajo en el sistema de impartición de justicia que “comienza a colapsar en algunos estados”, determina el Índice Global de Impunidad México (IGI-Mex) 2018.

“Nuestro país vive un momento crítico, producto del profundo deterioro en el desempeño de las instituciones de seguridad y justicia, donde el Estado mexicano es incapaz de garantizar a sus ciudadanos las condiciones mínimas de seguridad”, enfatizó el rector de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap), Luis Ernesto Derbez.

El estudio realizado por la Udlap, coordinado por Juan Antonio Le Clercq y Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, indica que la impunidad en el país aumentó, al pasar de una media nacional de 67.42 puntos en 2016, a 69.84 en el informe de 2018, en donde llegar a cien puntos es la peor calificación en el índice.

El equipo de investigación encontró que, en comparación con el informe 2016, la estructura del sistema de justicia mejoró, al pasar de 74.38 a 67.29,

Por otra parte, el funcionamiento del sistema de seguridad mejoró, al registrar un cambio de 68.19 a 62.73; mientras que la estructura empeoró en dos años, al moverse de 44.76 puntos a 58.64.

En 28 estados se observa una situación crítica al encontrarse en un grado de impunidad alta y muy alta; de ese total, 19 entidades están por encima de la media nacional, que es de 69.84 puntos. El Estado de México es la entidad con el mayor grado de impunidad, al alcanzar 80.06 puntos.

También preocupó que México tiene la mitad de los policías estatales que debería tener, su estado de fuerza es de 120 mil elementos, cuando debería tener 235 mil 944.

También hubo problemas en el personal penitenciario, puesto que bajó 15%; con ello se producen mayores cargas de trabajo sobre el personal carcelario, corrupción, desgaste profesional y puede aumentar la probabilidad de motines y fugas.

Minuto a minuto