Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 26 abril 2018

A seis meses de María, Puerto Rico todavía necesita ayuda

Los programas financiados con dinero de FEMA no han llegado

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Corozal, P. Rico.- El huracán María arrasó los postes del tendido eléctrico en este pueblo platanero de las montañas del centro de Puerto Rico, dejando a decenas de miles de personas sin electricidad ni agua corriente. Desesperados, los residentes del Barrio Maná de la localidad pidieron a las autoridades federales un generador para poder sacar agua del pozo que abastecer a las 130 familias del vecindario.

Eso ocurrió hace casi seis meses. Hoy, como todos en Barrio Maná, Antonio Morales, un veterano de la Segunda Guerra Mundial de 93 años, duerme en una casa de concreto de una única planta y sin agua corriente, con el piso cubierto por garrafas y baldes de plástico que su enfermera utiliza para bañarlo.

En el radar del gobierno “ni aparece Barrio Maná en Fortaleza”, dijo María Pérez, con los ojos llenos de lágrimas.

Avivado por la energía que le proporcionó su paso por un mar más cálido que de costumbre, el huracán María dejó unos 100.000 millones de dólares en daños a su paso por Puerto Rico el 20 de septiembre, según el gobierno del territorio estadounidense. En noviembre, Puerto Rico pidió al Congreso 94.000 millones de dólares para cubrir una serie de emergencias, desde recuperar el servicio eléctrico a reparar las casas.

Los legisladores asignaron una ayuda directa de 23.000 millones de dólares, una respuesta que algunos funcionarios boricuas calificaron de inadecuada. Por otra parte, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés) ha gastado unos 6.000 millones de dólares de su fondo permanente de emergencia en la isla.

Minuto a minuto