Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 22 septiembre 2018

Hiperuricemia y gota también afectan a las mujeres, afirma experto

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Aunque es más frecuente en el varón, la hiperuricemia (niveles elevados de ácido úrico en sangre) y gota (acumulación de cristales de ácido úrico en articulaciones), afectan también a mujeres, afirmó el especialista Mario Salazar Páramo.

El jefe del Departamento de Investigación en Salud, del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco explicó que cada vez es más frecuente que las mujeres presenten niveles séricos elevados en la sangre.

Lo anterior, dijo en un comunicado, debido a “mayor consumo de alcohol entre las mujeres, dietas ricas en proteínas de origen animal, y algunas otras enfermedades como cáncer, han llevado a que ya tengamos casos notificados en las mujeres”.

Añadió que el factor obesidad y síndrome metabólico, así como la herencia familiar juegan un papel importante en el desarrollo de ambas patologías.

“En el síndrome metabólico asociado a diabetes, hipertensión y alteración lípidos e hipercolesterolemia, puede contribuir a esto, llámese obesidad, sobrepeso o aumento de masa corporal”, destacó.

Salzar Páramo estabeció que la manifestación de estas patologías en la mujer, de acuerdo con lo que se ha observado clínicamente, se presenta con dolor articular en prácticamente cualquier parte del cuerpo similar a una “artritis gotosa”.

En contraparte, el varón suele desarrollar los llamados “tofos” que se refieren a las deformidades ocasionadas por el depósito de cristales de ácido úrico en la articulación, la cual en ellos es frecuente que se presente en el dedo “gordo” del pie.

“Afortunadamente, en la mujer, los tofos se ven en etapas muy largas de la enfermedad, y se ven más en los hombres; aquí lo que habíamos de ver es, si en etapas tempranas, las mujeres con dolores articulares tienen incremento de ácido úrico en sangre, que afortunadamente son controlables”, apuntó.

Por ello, el experto sugirió que una vez detectados los altos niveles de ácido úrico en la sangre, es importante controlar esta condición para evitar la progresión a daño renal o mayor daño articular ya que van destruyendo la articulación con el tiempo.

Además del dolor articular, comentó, otro síntoma que puede sugerir la hiperuricemia es la excreción de cristales de ácido úrico en la orina, o incluso la formación de piedras o litos.

En cuanto a la prevención, el especialista enfatizó en mantener estilos de vida saludables, como una dieta balanceada, evitar el sedentarismo, la obesidad y el sobrepeso y controlar enfermedades concomitantes.

“Estas enfermedades son crónicas, pueden ser degenerativas, y que requieren un cuidado importante, y muy importante es cuidar estilos de vida, sedentarismo, enfermedades concomitantes, herencia y hábitos nocivos”, subrayó.

Dijo que ante un ataque agudo de gota, es recomendable mantener la calma, tener reposo y manejar el dolor con anti inflamatorios de manera ambulatoria, una vez que pase la crisis, se recomienda acudir con el especialista para iniciar tratamiento médico a fin de controlar el nivel de ácido úrico en el organismo.

 

Minuto a minuto