Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 14 diciembre 2018

La República Checa desmiente acusación rusa de fabricar gas tóxico “Novichok”

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El Gobierno de República Checa rechazó hoy como una “acusación absurda” las palabras del Kremlin de que en el país centroeuropeo se pudo fabricar el llamado gas “Novichok”, con el que, según Reino Unido, fue envenenado el exespía ruso Serguéi Skripal.

La ministra checa de Defensa, Karla Slechtová, calificó de “acusación absurda” el mensaje de Rusia y recordó que su país es signatario de las convenciones internacionales que prohíben fabricar y utilizar ese tipo de gases tóxicos, informó Radio Praga.

También el ministro de Exteriores, Martin Stropnicky, rechazó en un mensaje en Twitter unas acusaciones “sin fundamento” y “sin prueba alguna” que, a su juicio, sólo buscan manipular a la opinión pública.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, apuntó hoy al Reino Unido y a Estados Unidos como los países donde con mayor probabilidad se sintetiza al agente tóxico, aunque también mencionó a la República Checa, Eslovaquia y Suecia como posible origen del gas.

Serguéi Skripal, exagente de los servicios de inteligencia militar rusa (GRU) que pasó información al MI6 británico, fue hallado inconsciente junto a su hija el pasado día cuatro en la ciudad de Salisbury, en el sur de Inglaterra, y desde entonces ambos están hospitalizados en estado crítico.

Los investigadores británicos aseguran que fueron envenenados con un agente nervioso de fabricación rusa, por lo que Moscú -que rechaza todas las acusaciones- exige a Londres que le proporcione una muestra de ese material.

Minuto a minuto