Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 22 septiembre 2018

Manhattan vibra con desfile del Día de San Patricio

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Quinta Avenida de Manhattan vibró el sábado con el sonido de gaitas, trompetas, tambores y verde por doquier durante la 257ma edición del desfile del Día de San Patricio en Nueva York. A la celebración se unió el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

Varias bandas de gaita encabezaron el desfile formado por más de 100 bandas, luego que el gobernador Andrew Cuomo dijo al inicio de la celebración que era un “día de inclusión”. “Todos somos inmigrantes”, dijo.

El alcalde Bill de Blasio, también demócrata, desfiló con el comisionado de la policía James O’Neill y otros funcionarios de esta agencia. La temperatura fue de unos 4 grados centígrados (40 Fahrenheit) y algunos de los espectadores tomaron café para el frío, cuando faltan apenas unos días para el inicio de la primavera.

Varadkar observó el desfile en la Catedral de San Patricio antes de unirse a la marcha.

El desfile comenzó a las 11 de la mañana y generalmente dura casi seis horas. Antes de que termine, se calcula que unas 150.000 personas marcharían por el recorrido de 2,2 kilómetros (1,4 millas) que pasa por Central Park, la catedral de San Patricio y la Torre Trump.

El desfile es un gran evento en la ciudad desde el siglo XIX y también ha sido una celebración de la cultura irlandesa y de los inmigrantes de Irlanda, que en el pasado fueron blanco de nacionalistas que pidieron que se les excluyera de la fuerza laboral y expulsara del país, cuando comenzaron a llegar a la ciudad en grandes cantidades durante la Hambruna Irlandesa.

Por 167ma vez, la marcha estuvo encabezada por 800 integrantes del Primer Batallón, 69no regimiento de infantería de la Guardia Nacional de Nueva York. El cuerpo otrora conformado predominantemente por inmigrantes irlandeses abrió el desfile por primera vez en 1851, actuando como elemento disuasorio contra la violencia hacia los inmigrantes.

La mariscal de este año fue Loretta Brennan Glucksman, presidenta del Fondo Estadounidense Irlandés, organización que ha recaudado millones de dólares para proyectos filantrópicos en Irlanda, incluyendo fondos para escuelas integradas para niños católicos y protestantes en el Irlanda del Norte.

Minuto a minuto