Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 27 abril 2018

Posibles aranceles a China preocupa a oponentes de Trump

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump está considerando imponer una amplia gama de aranceles a las importaciones de China y podría anunciar estas medidas la próxima semana. Organizaciones de la industria y algunos legisladores están batallando para evitar un nuevo frente en una guerra comercial que podría tener repercusiones en toda la economía estadounidense.

Ante los primeros indicios emitidos por la Casa Blanca, los funcionarios se preparan para imponer aranceles sobre una amplia variedad de bienes de consumo, desde prendas hasta electrónicos, e incluso para repuestos importados de productos manufacturados en Estados Unidos. Se sigue discutiendo sobre el alcance y la magnitud de esta medida, pero la Cámara de Comercio de Estados Unidos advierte que sería “devastador” imponer aranceles anuales de hasta 60 mil millones de dólares a productos chinos.

Las medidas de Trump para China podrían tener un impacto mayor, tanto dentro del país como en el extranjero, que los aranceles punitorios sobre las importaciones de aluminio y acero anunciados recientemente. Y teniendo en cuenta la inestabilidad laboral en la Casa Blanca, se está interpretando como una señal de la creciente influencia de los asesores populistas de Trump, encabezados por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y el asesor Peter Navarro.

Incluso Larry Kudlow _un declarado defensor del libre comercio que ha sido llamado para reemplazar a Gary Cohn como director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca – ha dicho que China merece una “respuesta dura” de parte de Estados Unidos y sus aliados.

“Estados Unidos podría dirigir una coalición de muchos socios comerciales y aliados en contra de China”, dijo Kudlow esta semana a CNBC.

Pero el gobierno de Trump hasta ahora parece dispuesto a actuar solo en materia de aranceles.

El viernes, la Federación Nacional de Comercio al Menudeo, que recientemente organizó a grupos de la industria para establecer un frente de oposición a otra ronda de aranceles, tuvo una conferencia telefónica para actualizar a sus integrantes.

“Todos ellos están preocupados por esto”, dijo David French, vicepresidente de relaciones gubernamentales. “Los aranceles son impuestos a los consumidores y la mejor manera de usarlos como herramienta es ocasionalmente”.

Expertos de la industria y economistas dicen que los aranceles podría conllevar a aumentos de precios para los consumidores y negocios estadounidenses sin lograr una de las metas establecidas por el presidente: reducir el desbalance comercial del año pasado, de 566 mil millones.

Minuto a minuto