Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 20 septiembre 2018

“Anaya despedaza al PAN en aras de su candidatura”

Sin medios tonos: así como el senador Javier Lozano Alarcón está seguro que el aspirante presidencial José Antonio Meade dará el sorpaso definitivo en las urnas sobre López Obrador, vaticina que el desplazamiento de panistas en el proyecto de Ricardo Anaya por perfiles como los Gallardo, padre e hijo “con todos sus abusos”, sumará la derrota moral a la derrota electoral del PAN.

Adriana Ochoa / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Para Javier Lozano Alarcón, vocero del aspirante presidencial José Antonio Meade Kuribreña, José Ricardo Gallardo Cardona es un “impresentable” del proyecto de Ricardo Anaya Cortés y es inconcebible que el tándem padre-hijo Gallardo defina la agenda de Acción Nacional en San Luis.

En entrevista telefónica, el senador poblano que renunció al PAN y se incorporó a tareas en favor del ex secretario de Hacienda, vaticinó que anteponer los intereses del PRD y Movimiento Ciudadano a los del panismo, tendrá un costo para el aspirante presidencial de la coalición Por México Al Frente, sin contar que “despedaza” al PAN y agravia a sus cuadros de mérito.

Antes de entrar en el plazo preciso de periodo de campaña, afirma, el rebase de Meade a Anaya ya es un hecho sólido; en el ejercicio de contraste de los electores y los debates, darán el sorpaso definitivo en las urnas al candidato de Todos por México respecto del abanderado de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

AO. Cuando Usted se sumó al proyecto de Meade había una expectativa muy diferente de la que tienen ahorita. Creo perciben un adelantamiento…, que al parecer el candidato del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano ha tenido un ‘estacionamiento’, por llamarlo así. ¿Cómo ve usted la campaña en este punto?

JLA. Todavía no inician las campañas. Probablemente inician el 30 de marzo… o sea… muy mal, y es Viernes Santo… Es más inoportuno. Pero bueno, pues están así y coincidió. Entonces las campañas van a iniciar y con ellas lo que nosotros llamamos el ejercicio de contraste. Las campañas se ganan en el contraste de las ideas, en el contraste de las personalidades, en las experiencias y las trayectorias, y de todo lo que distingue a un proyecto del otro. Y ahí la verdad es que me siento muy bien, muy contento y muy cómodo, porque sé que estoy con el mejor hombre, sé que estoy con el mejor candidato, con quien deveras quiere ser un gran presidente de México, que tiene conocimiento, experiencia, preparación académica y la trayectoria.

Tiene trayectoria en el sector público y le da la ventaja de nunca haber militado en el sector público, le da la ventaja de llevarse bien con unos y otros, y de ponerse de acuerdo. Fue secretario de Hacienda tanto del presidente Calderón como del presidente Peña Nieto, y eso significa que se tuvo que poner de acuerdo primero con los priistas que eran de oposición, como ahora con los panistas que son de oposición, y sacar adelante los paquetes fiscales de cada año. Entonces es alguien que sabe conciliar intereses, que sabe dialogar, que es tolerante, que es muy estudioso, que toma buenas decisiones, que las sabe defender públicamente, que tiene una gran facilidad de palabra, que es un buen ciudadano y un gran padre de familia, de tal manera que yo sí creo que para México podría ser un auténtico lujo tener un presidente como José Antonio Meade.

AO. ¿Y este contraste no habrá empezado ya con el que decían que era el segundo lugar, que es el candidato del Frente?…

JLA. Sí, claro. Es que mira… lo que ocurre es que algunos que entran a la política, sobre todo con tanta juventud y con tanta ambición, piensan que se van a salir con la suya todo el tiempo. Como decía Abraham Lincoln: no puedes engañar a toda la gente todo el tiempo. Podrás engañarlos a todos un ratito, o a algunos todo el tiempo, pero no a todos todo el tiempo. Y Anaya se vio en esta máxima.

Él, desde muy joven, como secretario particular del gobernador de Querétaro, decidió hacer negocios, y les deja posición. Enajena terrenos que eran del Estado y de la gente de Querétaro, los vendió muy baratos a sus compadres y sus amigos, luego compró unos lotes ahí, los compró más adelante con dinero sucio, y piensan que nunca les van a caer, no sé… o una vez que tienen una posición política determinada, por no hacer un escándalo no se van a meter con ellos, y yo siento que ese es un gran error. Y qué bueno que ahorita está ventilándose todo esto, porque México no merece tener un presidente que forme parte de una red de lavado de dinero, y esto se cuestionaba no solo al interior de nuestro país, sino en otros países del mundo.

Eso nunca lo habíamos vivido en la historia moderna de nuestro país, de tal manera que yo sí creo que a buena hora se está ventilando esto. Yo espero que ya próximamente, la PGR se decida mandar llamar a todos a declarar, que los cite a todos los que tienen algo que decir, y que se deslinden las responsabilidades del caso, porque sí es muy lamentable tener una mancha de este tamaño, de un joven, de una persona de menos de 40 años, candidato a la Presidencia de la República, señaladísimo por ser parte de una red de lavado de dinero.

AO. Aparte está la cuestión de los que acompañan al candidato presidencial, las otras candidaturas, de las alianzas que ceden espacio a candidatos de otros partidos, de los que llaman impresentables…

JLA. Así es…

AO. El enojo de algunos panistas como el gobernador de Chihuahua por las decisiones de candidatos para el Senado, ¿tiene responsabilidad Anaya en esto?

JLA. Pues ustedes mismos allá en San Luis, tienen al impresentable de (José Ricardo) Gallardo en la fórmula del Senado, habiendo panistas tan distinguidos como Octavio Pedroza, que es mi colega senador, entonces ¿dónde dejaron esos buenos cuadros? ¿Dónde dejan esos buenos personajes? Y en cambio, en aras de hacer un maltrecho frente que dé la candidatura presidencial, venden su alma al diablo, y se van con quien les puede dar votos, aunque sean votos manchados de delincuencia o de mafia, y por supuesto que aquí el gran responsable tiene nombre y apellido, y se llama Ricardo Anaya.

Entonces, están despedazando al panismo en los Estados estas decisiones de los grupos parlamentarios del Partido en el Congreso de la Unión, en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores, eso me consta, yo lo veo, yo lo vivo, yo fui víctima de esas decisiones y eso en aras de su imposición y de su candidatura. Eso no se vale. Francamente creo que estamos en un escenario muy lamentable, están acabando con el partido y no va a llegar a la Presidencia; entonces es una doble derrota, porque es una derrota moral y derrota ética y una derrota también electoral.

AO. El CEN del PRD inicialmente tenía de candidato al señor Gallardo y ayer lo cambian por la esposa del señor Gallardo, y el PAN tiene que cambiar a la candidata mujer que eligieron como su compañera de fórmula y rescatan al candidato varón que habían puesto inicialmente. Es una gravitación del PAN alrededor de la dirigencia de un partido que es su… socio.

JLA. Y no solamente de un partido, sino de esa figura padre-hijo de los Gallardo, que no puede ser que sean los que definan la agenda. Fue un escándalo nacional cuando (Carlos) Loret de Mola presentó un par de reportajes sobre la famosa ‘gallardía’… bueno, salen en la televisión nacional con todos los abusos. ¿Cómo se puede someter así el PAN a decisiones de esta naturaleza? ¿Cómo se puede explicar que en Jalisco, están con Alfaro, con el candidato a la gubernatura, y ordena que borren las banderas los miembros del PAN en un mitin delante de Anaya, y Anaya no dice ‘esta boca es mía’. Se queda callado ante esta terrible humillación.

¿Cómo se puede explicar el caso de Nuevo León?: Anaya con todo oportunismo aparece en una conferencia de prensa con el hijo de Luis Donaldo Colosio… fíjate nada más… ¿Qué quiso decir? Pero además, ese hombre, el chavo, el hijo de Luis Donaldo, va por una diputación local en Nuevo León, pero no van con alianza. Se va a enfrentar a un panista, y yo pregunté entonces: ‘¿y a quién vas a apoyar compadre?’. O sea, ‘Anaya, ¿a quién vas a apoyar?: ¿a quien presentas en la foto como tu gran nuevo aliado, hijo de Colosio, o al panista que se la va a jugar en el mismo distrito?’. Esas son las contradicciones y, digamos, la hipocresía que está rodeando hoy la candidatura de Ricardo Anaya.

Por eso, yo sí creo que va a ser una muy mala tarde para el PAN, no se diga para Anaya, pero despedazar a un partido político, sacrificarlo y también a los buenos cuadros panistas en todo el país en aras de su candidatura, eso es lo que no se vale. Es un ejercicio abusivo del poder, y no solamente del poder político, sino desde el poder político, hacerse de poder económico, como lo hizo con todas estas simulaciones de carácter inmobiliario, patrimonial y de lavado de dinero.

AO. Digamos que haciendo un ejercicio de futuro, ya con el inicio de las campañas, ¿cree que ya esté consolidada la nueva posición de Meade para entonces… delante de Anaya?

JLA. Ya lo vemos. Las encuestas de los últimos diez días van en el mismo sentido, estamos ya consolidados en un segundo lugar, y muy alcanzable en las encuestas que tenemos. Estamos, como se dice coloquialmente, ‘a tiro de piedra’, y en ese tiro de piedra, nomás es que empiecen las campañas, que vengan los debates, que vengan las propuestas y que vengan las ideas y veremos una encuesta de quién es quién.

La verdad es que yo creo que el tiro será entre dos, López Obrador y José Antonio Meade y ahí encuentras la diferencia enorme y abismal de lo que representa la capacidad intelectual, académica y profesional y la trayectoria y la experiencia de José Antonio Meade, pues con las ocurrencias, la demagogia, el populismo y la ignorancia de López Obrador. La gente, así como creo que van a crecer en las campañas las propuestas, etcétera, y pues también el electorado va a crecer y con mayor sabiduría va a tomar las mejores decisiones.

AO. Senador, usted tiene fama debatiendo, así que debe tener buen ojo para eso. ¿Cómo ve al candidato como debatiente? ¿A Meade le ve madera para debate…?

JLA. Buenísimo. Tiene una gran facilidad de palabra. Los últimos días he acompañado a diversas reuniones con el sector cultural, con los editores, con diversos artistas plásticos, en museos; el lunes estuvimos con gente del sector de telecomunicaciones. Una facilidad bárbara de palabra y una claridad de conceptos. Porque mira, lleva veinte años en el servicio público en puestos del mismo nivel.

Es el único que ha ocupado cinco secretarías de Estado en dos gobiernos diferentes. Se ven los resultados y sin ni un señalamiento de corrupción. Ahora que el PAN le quiere inventar algunas cosas, francamente es ridículo quererlo cuestionar en su honorabilidad y su honestidad es una ofensa. Basta con verlo a los ojos. Es una persona con una enorme capacidad. No sólo sabe argumentar, sino que sabe defenderse. Tiene buenos reflejos, y vas a ver que en los debates, a todos se los va a llevar de calle…

AO. ¿Cree que vaya Andrés Manuel a los debates?, porque ya en alguna elección anterior no fue…

JLA. Sí…, no fue y así le fue. Va a ir a los tres. Va a ir con su sonsonete. En todas las cosas se tardará medio minuto en empezar a responder. Ya ves que así como a fuego lento. Es pura demagogia. Alguien que con su sola llegada al gobierno ‘se acaba la corrupción’, es ridículo, es ridículo. Entonces, sí va a ir a los debates y le va a ir muy mal. Y gracias a los medios de comunicación y a las redes sociales, nos vamos a poder explayar y vamos los fragmentos más importantes de estos debates, para que la gente termine de convencerse de que no hay comparación entre la preparación y la capacidad, trayectoria y propuestas, seriedad y honestidad de un José Antonio Meade, con la improvisación, populismo y demagogia de López Obrador, o la corrupción de Ricardo Anaya.

AO. ¿Le ve buen ritmo para el sorpaso definitivo en las urnas al candidato Meade?

JLA. Sí. Muy bien. Se está trabajando en tres ámbitos. El ámbito territorial, el ámbito de los medios de comunicación y en el ámbito de los medios de comunicación y las redes sociales y en el ámbito de las alianzas estratégicas. En todo estamos aceitando muy bien la maquinaria y estoy seguro de que nos va a ir a todo dar.

Minuto a minuto