Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 22 abril 2018

Defienden el uso de cigarros electrónicos

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 De acuerdo con investigaciones científicas, el uso del cigarro electrónico disminuye hasta 95 por ciento el riesgo a la salud, comparado con un cigarro convencional, lo que está contribuyendo a reducir de manera sustancial el impacto por tabaquismo en los países que ya adoptaron su utilización.

Ante ello, el doctor Roberto A. Sussman Livovsky, miembro de Pro-Vapeo México, A.C., manifestó que son cuestionables las versiones que colocan al uso de los vaporizadores o cigarros electrónicos como influencia para el tabaquismo, pues los resultados de las investigaciones científicas revelan lo contrario.

En entrevista, refirió que según el Real Colegio de Médicos de Reino Unido (RCP, por sus siglas en inglés), que agrupa a más de 30 mil científicos especialistas, al suministrar la nicotina a través del vapor del cigarro electrónico se reduce de manera considerable, aunque no se elimina, el riesgo a la salud.

Expuso que resultados del informe “Nicotina sin humo” que publicó el organismo británico en el año 2016, revelaron que el daño provocado por el tabaquismo se debe preponderantemente a la inhalación del humo del cigarro a causa de la combustión y no a la nicotina.

Por lo tanto, al suministrar la nicotina a través del vapor del cigarro electrónico, lo que se denomina vapear, se minimiza considerablemente el impacto negativo en el cuerpo humano, agregó.

El especialista comentó que las recomendaciones del RCP ya convencieron al gobierno británico de adoptar el cigarro electrónico como componente integral de su política contra el tabaquismo.

“El vapeo o uso de vaporizadores está salvando a muchos británicos de las garras del tabaquismo. El respaldo de una autoridad médica de la talla del RCP garantiza a quienes han sustituido sus cigarros por el vapor que van por buen camino, y han mejorado su salud dejando atrás el tabaquismo”, dijo.

Con base en estas investigaciones y sus resultados, Sussman Livovsky desmintió que el cigarro electrónico sea dañino para la salud y negó que su utilización sirva para reclutar jóvenes al tabaquismo.

Aseguró que en Estados Unidos la proporción de fumadores menores de edad ha disminuido a tasas aceleradas, sin precedentes desde el año 2011 cuando el vapeo se convirtió en algo popular entre los adolescentes, “y está salvando a muchos chicos de caer en el tabaquismo”.

Minuto a minuto