Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 22 abril 2018

Padres de estudiante agredido piden a CDNH que atraiga el caso

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

A más de 45 días de que Marco Antonio fuera recluido en un hospital siquiátrico por la presunta agresión que recibió de parte de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, el joven no ha mostrado avances en su recuperación; aunque sus padres dieron a conocer que físicamente ya está mejor, mentalmente no ha mostrado mucha mejoría.

Los padres aseguran que “ya no es el mismo de antes” y por ello exigen justicia, pues a la fecha no hay un solo responsable o investigado por la detención y posterior desaparición que sufrió el menor de edad; de igual manera hace un exhorto a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que atraiga el caso.

Acusan que han detectado irregularidades en el actuar de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDH), sobre todo en el de la Primera Visitadora del organismo.

En una entrevista difundida por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), la madre del estudiante expuso que la visitadora faltó al protocolo al asegurar en un reporte médico —sin consultar a los tutores— que el menor presentaba problemas desde antes de su desaparición.

Esa situación provocó molestia a los padres, al revelar que nunca se les consultó ni aviso de la postura que haría la visitadora sobre la salud mental del menor, “agradezco y reconozco todo lo que han hecho los de la Comisión de Derechos Humanos, estuvieron con nosotros cuando todo esto empezó y nos ayudaron, eso no está en duda, pero nos dimos cuenta de que el apoyo no es el esperado.

“No sé qué se esté jugando dentro de esto con el caso de Marco, porque se supone que su función es impartir justicia en los derechos humanos, pero resulta que da unas declaraciones que me preocupan mucho y eso lo siento como una agresión muy personal, se mete con la institución donde trabajo, y con mi hijo, prejuzgando”, dijo Edith Flores, madre del menor.

Por esta situación y después de que sostuvieron una reunión con el titular de la CNDH piden que este organismo atraiga el caso y continúe con las investigaciones para demostrar que lo que le sucedió a Marco Antonio no fue un accidente; por el contrario, los familiares aseguran que tiene todos los indicios para que el caso encaje en una “desaparición forzada”, lo que de manera local, acusan, no han podido comprobar.

Advierten que seguirán en la lucha de la verdad sobre lo sucedido, pues buscan que el caso de su hijo no quede impune.

Minuto a minuto

Toda la sección