Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 17 octubre 2018

Sorprende Policía Federal con mariachi en playas de Tijuana

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“Quisiera saber si todavía me quieres, si todavía me extrañas, quiero volver contigo… Estoy tan solo y triste, cansado de extrañarte y cansado de llorar”, se escuchaba cantar a un hombre de entre las voces desperdigadas en playas de Tijuana; como si se tratara de la misma voz del autor de esa canción, que si no fuera porque murió en agosto de 2016, cualquiera de los que caminaban mientras continuaba habría pensado que era el mismo Juan Gabriel, el Divo de Juárez.

Pero no. A pesar de que las guitarras y trompetas acompañaban la canción. No había sombrero, corbatas, ni botín ni tampoco botones. La voz que cantaba “Te Quise Olvidar”, se escapaba de la garganta de un hombre vestido con un traje azul marino, zapatos negros y un arma, como lo exige la corporación en la que trabaja: La Policía Federal.

Se trataba de uno de los 16 integrantes de la corporación que forman el “Mariachi de la Policía Federal”, que este domingo decidió realizar un “Flashmob”, es decir una intervención inusual en un espacio público, de manera que sin que la gente se lo esperara llevaron serenata a la gente que se encontraba en El Faro, en Playas de Tijuana, justamente a unos cuantos pasos del muro entre este sitio y San Diego, Estados Unidos.

“Creo que estas cosas ayudan mucho; yo vivo en Las Vegas, pero vine a visitar a mi familia. Allá todos teníamos miedo de venir por todo lo que se escucha, pero con esto me llevo una muy buena impresión”, dijo Mercedes, una mujer de más de 50 años que solamente viene una vez al año a Tijuana para ver a sus hermanos y sobrinos.

Mientras la gente caminaba una trompeta se escuchó a lo lejos, después del silencio y que la gente comenzara a voltear para encontrar de donde escapaba el sonido, desde otro punto del sitio empezaron a escucharse unas guitarras, de nuevo los rostros de la gente volteaban a uno y otro lado desconcertados esperando rastrear quién era.

La sorpresa fue cuando la voz de una mujer y luego un hombre, vestidos de Policía Federal se unieron para cantar: “México lindo y querido” y “El son de la negra”; para después pasar a un popurrí de José Alfredo Jiménez, con “Ella”, “El último trago”, “El rey”, “Si nos dejan” y “La media vuelta”.

Primero sólo eran quienes estaban justo en ese momento los que detuvieron su paso por el muro, uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad y que durante los fines de semana se convierte en un punto de encuentro entre migrantes en ambos lados de la frontera, y un lugar para los grupos turísticos extranjeros que buscan fotografiarse con el muro que además de dividir dos países, parte el Océano Pacifico a la mitad.

La gente de las tiendas y restaurantes salió a buscar el mariachi y a los mariachis, lo que encontraron eran policías federales cantando como cualquiera de los grupos que trabajan en Garibaldi de la Ciudad de México.

“México Lindo” fue la canción que arrancó los gritos de la gente. No solo los oficiales cantaron, también la gente lanzó un grito desgarrador como el de un corazón partido, como el de José Alfredo Jiménez en cualquiera de sus canciones.

“Lo hacemos porque es una manera de acercarnos a la gente, es una manera de cuidarlos también. Ser policía no sólo se trata de ir y salir armados, también es mantener el contacto con la comunidad, porque de ahí parte de la confianza”, dijo uno de los oficiales que también es uno de los seis vocalistas del Mariachi de la Policía Federal.

Minuto a minuto

Toda la sección