Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 20 abril 2018

IEPS a refrescos recae en clase media

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Archivo 

De los hogares de mayor poder adquisitivo, 30% son los que más consumen refresco y por lo tanto, los que contribuyen en mayor parte a la recaudación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) de un peso por litro que se cobra a las bebidas saborizadas.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en 2016, cuando la economía creció 2.3%, el fisco obtuvo a través del IEPS a refrescos, 23 mil 348 millones de pesos, monto que superó en 2 mil 286 millones la estimación en el calendario.

Según el estudio de la distribución del pago de impuestos y recepción del gasto público, en 2016 los hogares de mayores ingresos aportaron casi 50% del impuesto por refrescos. La clase media es la que más contribuyó con esos ingresos, con 13.6%, mientras que los más ricos con 10.5%, detalló el estudio que entregó la SHCP al Congreso de la Unión.

El 10% de los hogares más pobres sólo contribuyó con 3.4% del IEPS a los refrescos en 2016. Esta misma tendencia se observó en el resto de los impuestos especiales a comida chatarra, telecomunicaciones, cervezas, tabacos y bebidas alcohólicas y energizantes. Sin embargo, en esos casos los hogares más ricos fueron los que más tributaron, dejando los mayores ingresos para la distribución del gasto público.

Así, los recursos captados por impuestos especiales aplicados a alimentos, bebidas y servicios de telecomunicaciones los costearon sobre todo los hogares de mayores ingresos. Los recursos que recaudó el fisco en 2016 por bebidas alcohólicas lo pagaron 65.2% de los hogares de mayores ingresos. Con 16.5% contribuyeron los hogares de más altos ingresos a la captación por IEPS a alimentos con alto contenido calórico.

En cervezas y tabacos, 30.9% y 24.2%, el impuesto especial fue pagado por los hogares más ricos. Lo mismo sucedió con el IEPS a redes públicas en telecomunicaciones, pues contribuyeron con 25.6%.

Para la contribución del pago del IEPS no petrolero se consideraron los datos de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH) del desembolso realizado en los diversos bienes que se gravan. A partir de esa clasificación se distribuyó la recaudación para cada uno de estos bienes, tomando en cuenta las diversas consideraciones.

Para el IEPS a bebidas alcohólicas, la encuesta enumera 16 rubros de gasto en diferentes tipos de bebidas, clasificadas según la tasa que les corresponde de acuerdo con su graduación alcohólica, explicó la SHCP. En alimentos con alta densidad calórica, la ENIGH contiene información del gasto en diversas categorías que incluyen botanas, confitería y chocolates, principalmente.

Minuto a minuto