Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 15 julio 2018

Boko Haram retiene a niña que rechazó convertirse al islam

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Boko Haram liberó a 104 niñas, pero no a una cristiana que se negó a convertirse al islam / Foto: AP

ABUYA, Nigeria (EFE).- El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, prometió hoy liberar a una niña cristina retenida por el grupo yihadista Boko Haram debido a su negativa a convertirse al islam.

La niña, Leah Sharibu, es una de las 110 muchachas secuestradas en la localidad de Dapchi (noreste del país) el pasado 19 de febrero.

Este miércoles, 104 fueron puestas en libertad, aunque en un principio el Gobierno habló de 105, mientras que se desconoce la suerte de las cinco restantes, a las que algunas liberadas y medios locales han dado por muertas.

El padre de Sharibu, la única cristiana del grupo, aseguró que, al parecer, Boko Haram no puso en libertad a su hija porque la joven rehusó abandonar su fe para abrazar la religión musulmana.

“Es desalentador que una de las chicas, Leah Sharibu, permanezca en cautiverio”, afirmó Buhari en su cuenta de la red social Twitter.

“Permítanme asegurar que estoy tan comprometido con su libertad como lo estaba con la libertad de las niñas cuando las 110 estaban en cautiverio. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para recuperar a Leah a salvo”, subrayó el mandatario.

“Mi corazón está con los padres de Leah, que deben ver a otros padres regocijarse mientras su propia hija sigue en cautiverio. Es responsabilidad mía, según la Constitución de Nigeria, proteger a todos los nigerianos, y siempre me esforzaré por lograrlo. Leah no será abandonada”, agregó Buhari, que tiene previsto recibir esta semana en la capital del país, Abuya, a las chicas liberadas.

El Gobierno alega que no ha pagado ningún rescate por las chicas y ha recalcado que éste se ha producido “por los canales diplomáticos y con la ayuda de algunos amigos del país”.

Buhari, que llegó a calificar el secuestro de “desastre nacional”, afirmó el pasado 12 de marzo que prefería la “negociación” para que las chicas volviesen seguras, a la vía militar.

El incidente del 19 de febrero ha hecho a la población nigeriana rememorar el secuestro en 2014 de más de 200 estudiantes en Chibok, en el estado vecino de Borno.

A pesar de que a lo largo de los cuatro años muchas han sido liberadas, 112 de esas chicas aún se encuentran en cautiverio.

Buhari, que no era presidente aún en 2014, ha sido fuertemente criticado por la actuación en este nuevo secuestro, puesto que tardó una semana en confirmar que las 110 niñas habían sido secuestradas y no fue hasta la semana pasada que visitó la zona.

El presidente reprobó de forma contundente a su predecesor, Goodluck Jonathan, por cómo actuó durante el secuestro de 2014 y por su gestión de la crisis.

Sin embargo, Amnistía Internacional denunció este martes que el ejército nigeriano ignoró al menos cinco llamadas que alertaban de que un convoy de Boko Haram se dirigía a Dapchi el mismo día del secuestro de las estudiantes.

Boko Haram, que en lenguas locales significa “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

Minuto a minuto