Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 10 diciembre 2018

Revive el FMI tema del consejo fiscal

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

A días de que arranquen las reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) 2018, se revivió el tema de la importancia de los consejos fiscales para contener los déficit públicos y mantener la deuda en terreno seguro.

En un análisis elaborado por el staff del FMI se advierte que para asegurar el éxito de una regla fiscal se necesita primero una aceptación política y contar con el apoyo de instituciones para mejorar la transparencia fiscal y la rendición de cuentas, como un consejo fiscal.

En la nota titulada “Reglas fiscales de segunda generación: equilibrar la simplicidad, la flexibilidad y la aplicabilidad”, los especialistas del organismo Luc Eyraud, Xavier Debrun, Andrew Hodge, Victor Lledó y Catherine Pattillo ponderan que en los últimos años la mayoría de los países europeos han establecido estos consejos. Consideran que contar con éste es como tener un perro guardián para evaluar la política fiscal.

Hicieron ver que aunque muchos países han reformado sus reglas fiscales o han introducido nuevos modelos, al ser muy complicados no se ve ningún impacto discernible. “Observamos las reglas fiscales en más de 90 países y, según sus experiencias, descubrimos que las reglas establecidas en las últimas tres décadas, eran demasiado complejas, rígidas y difíciles de aplicar”, dice.

Incentivos. Para explicar el documento de análisis sobre este tema, los especialistas escribieron el texto titulado “Reglas fiscales: haz que sean fáciles de amar y difíciles de engañar”, para el blog del FMI. Detallan que deben crear incentivos para un mejor cumplimiento de las reglas, porque encontraron que los gobiernos acatan las reglas fiscales sólo la mitad del tiempo.

Para alentar a los gobiernos a seguir las reglas el cumplimiento debe traer beneficios más tangibles y costos más fuertes para los que no cumplen, consideran. Reconocen que aunque las sanciones financieras a menudo no son creíbles, los esfuerzos recientes para aumentar la reputación y los costos políticos parecen más prometedores, especialmente a través del papel de los consejos.

Compromiso. Según los especialistas, al demostrar el compromiso de un gobierno con las finanzas públicas bien administradas, las reglas fiscales pueden crear espacio en el presupuesto para financiar políticas que promuevan el crecimiento, mejoren la resiliencia de la economía frente a shocks adversos y reduzcan la excesiva desigualdad de ingresos. Consideran que estas medidas son más efectivas, si los países las diseñan para que sean simples, flexibles y ejecutables frente a las cambiantes circunstancias económicas.

Reconocen que los marcos establecidos para las reglas fiscales han evolucionado. Muchos países han reformado sus normas o han introducido otras nuevas. Además, los mecanismos de cumplimiento y monitoreo también se han actualizado; sin embargo, estas innovaciones han hecho que los sistemas sean más complicados.

Lecciones. Estas son algunas de las lecciones que se deben tomar en cuenta según el documento del FMI: Amplia cobertura, lo que significa que la regla fiscal debe cubrir la mayoría, si no todo el presupuesto, reduciendo las posibles lagunas. Un diseño que aliente a los países a ahorrar dinero en tiempos económicos favorables. Excepciones precisas para permitir que el presupuesto se acomode eventos inesperados, como desastres naturales.

Permitir una flexibilidad adecuada sin sacrificar demasiado la simplicidad. Las reglas que permiten algunas desviaciones de los objetivos en respuesta a crisis económicas, como la regla de equilibrio presupuestario, a menudo son complicadas y difíciles de implementar. Las reglas de gasto pueden proporcionar un mejor equilibrio entre flexibilidad y simplicidad, y establecen el rumbo para una política fiscal responsable. También pueden ayudar a priorizar entre las demandas. El análisis muestra que las reglas mejor diseñadas pueden ayudar a evitar los déficits excesivos.

Minuto a minuto