Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 16 julio 2018

Yuri reveló su lado oscuro

La intérprete confesó los excesos que la llevaron a pensar en el suicidio

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México. – Pese a su dulce voz y su apariencia de niña buena, Yuri, al igual que muchos artistas que están en la flor de su juventud y en la cima de su éxito, se rindió ante los excesos proporcionados por una carrera brillante.

Sin pelos en la lengua, la intérprete habló de todos los errores que cometió en el pasado, pero que, gracias a Dios, pudo superar y convertirse en una mejor persona, pues la artista mexicana llevaba toda una vida de estrella de rock, encabezada por el sexo y el alcohol.

Aunque por años quiso mantener estos oscuros aspectos de su vida ocultos, llegó un momento en el que quiso romper con el pudor y hablar abiertamente del tema para que las personas conocieran que, en el mundo del entretenimiento, no todo se trata de felicidad.

“Sentía mucha soledad y quise llenar esos vacíos con fiesta, tenía los hombres que quería a mis pies, pero me sentía sola.

Subía a cantar, y me decía – yo hago feliz a toda esta gente y a mi quién me hace feliz-, llego a mi habitación y estoy sola bebiendo y a veces hasta con hombres que ni se quiénes son, porque se me olvida porque estoy tomada (…) si Dios no llega a mi vida, creo que yo sí le entro a las drogas, pero facilito”, expresó la artista en una oportunidad para Univisión.

Ahora lo hace nuevamente en entrevista y se sinceró además sobre la depresión que padeció y la enfermedad que la hizo despertar de la vida desenfrenada que había llevado hasta el momento.

“Tomaba mucho alcohol, fumaba y era muy ‘noviera’ (…) era como los marineros: tenía un amor en cada puerto”, comentó la cantante, y prosiguió su relato diciendo que luego de grabar la novela ‘Volver a empezar cayó en depresión:

“Cuando terminaron las grabaciones, entré en depresión. ¡Se me cayó todo!: el cabello, las uñas, perdí la voz y estaba envejeciendo más rápido de lo normal. Luego los médicos descubrieron que tenía varios tumores en las cuerdas vocales, por lo que duré siete meses sin cantar ni hablar. Obvio, se me cerraron todas las puertas y no me contrataban en ningún lado. Lloraba todos los días. ¡Fue terrible! En ese momento intenté suicidarme”.

Como si las cosas no pudieran ir peor, Yuri se enteró de que le contagiaron papiloma humano. “Nunca creí que me pudiera contagiar (…) El médico me aseguró que, si ese examen se hubiera demorado dos meses más en hacerse, me habría dado cáncer cervical (…) No me cuidaba en las relaciones sexuales, me consideraba adicta al sexo, y tuve mi paga”.

Yuri pudo salir de la sombra y encontrar su luz en Dios y en el amor de su vida, Rodrigo Espinoza, con quien lleva casada desde 1995. En redes sociales comparte frecuentemente mensajes de motivación y con significados religiosos, promoviendo siempre un mensaje de amor y paz, obediente a su religión cristiana.

Minuto a minuto

Toda la sección