Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 17 octubre 2018

Otra edición de extenuante maratón de 250 km en el desierto (FOTOS)

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

Bajo el sol ardiente del desierto y en medio de la desolación del Sahara, unos 1.000 competidores de 50 países participaron este año en el Maratón des Sables, o el Maratón de las Arenas.

La 33ra edición de esta prueba anual, considerado uno de los ultramaratones más exigentes del mundo, terminó el sábado tras seis días agotadores y un recorrido de unos 250 kilómetros (150 millas).

El marroquí Rachid El Morabity ganó por sexta ocasión lo que es conocido como “la carrera a pie más dura” del mundo y la estadounidense Magdalena Bouler triunfó en la rama femenina.

Corriendo o caminando, los participantes hacen frente a intensos calores, duros tramos en subida, dunas de arena y montañas rocosas.

Las reglas estipulan que deben arreglárselas por sí mismos durante la prueba. Pueden llevar todo lo que necesitan para sobrevivir –excepto agua– en sus mochilas. En algunas etapas muchos participantes caminaron toda la noche para llegar al siguiente punto de control a tiempo.

Algunos vivieron momentos emocionantes en la soledad del desierto. Para varios las condiciones fueron demasiado extremas y no pudieron completar la prueba.

Pero el 95% de los competidores cruzaron la meta visiblemente conmovidos por haber podido cumplir con la empresa.

Minuto a minuto

Toda la sección