Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 19 agosto 2018

Denuncian saqueos en dos ciudades en cuarto día de protestas en Nicaragua

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las autoridades nicaragüenses y representantes opositores denunciaron hoy actos vandálicos y saqueos a comercios en las ciudades de Masaya (sureste) y León (noroeste), en el cuarto día de protestas contra el Gobierno, que han dejado al menos 10 muertos y cerca de un centenar de heridos.

En imágenes divulgadas este sábado por medios de comunicación y en redes sociales se ve a personas cargando objetos producto de saqueos en mercados de Masaya y León.

“Quema de vehículos particulares, saqueo y destrucción de edificios públicos es la huella de crueldad que dejó un grupo delincuencial en estos dos departamentos, donde la población ha sido testigo y víctima del vandalismo”, reportó el portal gubernamental El 19 Digital.

“En Masaya reportan saqueos del comisariato de la Policía Nacional y destrucción de los contenedores de la basura de la Alcaldía. Así mismo saqueo y robo en tiendas comerciales”, agregó.

En tanto, organizaciones que están contra las reformas a la seguridad social informaron que comerciantes de León se armaron con palos y piedras para evitar que grupos afines al Gobierno saquearan el centro de compras.

Nicaragua amaneció este sábado con militares desplegados en varias ciudades tras una noche de enfrentamientos y vandalismo que dejó al menos siete muertos, lo que elevó a diez el número de víctimas durante las protestas iniciadas el miércoles contra una reforma a la seguridad social.

Soldados del Ejército de Nicaragua se desplegaron esta madrugada en las afueras de la Alcaldía de Managua para proteger esas instalaciones, según reportaron medios oficiales.

Los militares también fueron desplegados en la ciudad de Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua, donde custodian instituciones públicas.

El Gobierno de Nicaragua denunció en la víspera la destrucción parcial o total de edificios estatales o del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), supuestamente provocados por manifestantes que se oponen al mandato de Daniel Ortega.

Opositores responsabilizaron a grupos afines al Gobierno de provocar esos daños para justificar la salida del Ejército a las calles en ánimo intimidatorio.

En la noche del viernes la vicepresidenta del país, Rosario Murillo, dijo que el Gobierno aceptó retomar el dialogo con el sector privado para discutir sobre las nuevas medidas en la seguridad social.

Asimismo, anunció que el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, que no ha comparecido públicamente hasta ahora, se presentará este sábado junto a la jefatura del Ejército y la Policía Nacional para dar detalles sobre la situación de violencia vivida en los últimos días.

La violencia que se registra desde el miércoles ya cobró la vida de al menos 10 personas, a los que se suman más de un centenar de heridos, según reportes oficiales y de la Cruz Roja Nicaragüense.

El detonante de la crisis fueron las nuevas medidas de la seguridad social, que aumentan la cuota patronal y laboral, y además establece una cotización de 5 por ciento para los jubilados de por vida.

Aunque esas reformas sirvieron como desencadenante de las manifestaciones, un ambiente de rebeldía contra el Gobierno de Ortega ya se notaba en los últimos meses, con la escasa participación en los comicios presidenciales de 2016 que dieron la reelección al mandatario con su esposa como vicepresidenta.

También el alza en el costo de la vida, los actos de corrupción y acciones contra la libertad de expresión en Nicaragua, entre otros, han motivado las manifestaciones.

Tanto los grupos de manifestantes como representantes del Gobierno se han acusado mutuamente de ser responsables de la violencia.

Minuto a minuto