Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 27 mayo 2018

Protestan en España ante sentencia por violación en Pamplona

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Miles de personas salieron hoy a protestar en varias ciudades de España, en reacción a la sentencia a cinco hombres que violaron a una joven en las fiestas de San Fermín, Pamplona (norte de España), a los que condenan por abuso sexual pero absuelven por agresión.

La Audiencia Provincial de Navarra, norte del país, emitió este jueves la sentencia contra los acusados conocidos como “La Manada”, a los que condena a nueve años de prisión, pero considera que no hubo violencia contra la víctima.

En concreto, los magistrados que revisaron el caso resolvieron que los acusados (uno de ellos militar y el otro guardia civil) cometieron abuso sexual y no violación, al no percibir violencia al cometer los hechos.

Las principales asociaciones feministas de España llamaron a la movilización este jueves, por lo que desde Pamplona, Sevilla (de donde son originarios), Barcelona, Palma de Mallorca, Santiago de Compostela, Valencia, Granada, Vitoria, Bilbao, entre otras, bajo el lema “No es abuso, es violación”.

En Madrid, los grupos feministas reunieron a cientos de personas en la calle San Bernardo ante la sede del Ministerio de Justicia, donde expresaron su rechazo a no considerar como violación lo ocurrido en este caso.

Los dirigentes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Pedro Sánchez, y de la coalición izquierdista Unidos Podemos, Pablo Iglesia, criticaron la sentencia y cuestionaron qué es lo que debe entenderse por violación si no es un caso como ese.

La sección española de Amnistía Internacional (AI) alertó de que esta sentencia sienta un precedente “preocupante: si las mujeres no se resisten no hay violación”.

Los hechos se remontan a la noche del 6 al 7 de julio de 2016, al iniciarse las fiestas tradicionales de Pamplona, cuando se encontraron a la víctima a la que acompañarían a buscar a sus amigos, pero la metieron a un edificio de viviendas y en la planta baja la sometieron.

El caso se convirtió desde el inicio en uno de lo más mediáticos, por el rechazo que esos días mostraron los miles de participantes en las fiestas a lo ocurrido.

Dos de los acusados grabaron 96 segundos de los hechos en varios fragmentos, para enviarlo a amigos, y los magistrados se apoyan en eso para asegurar que no hubo resistencia de parte de la víctima.

La sentencia condena a los cinco a pagar 50 mil euros cada uno a la víctima, a cinco años de libertad vigilada (cuando salgan de prisión) y a estar 15 años alejados de la víctima a una distancia mínima de 500 metros.

Minuto a minuto