Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 14 noviembre 2018

Presidente de Paraguay prepara su renuncia para asumir como senador

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Horacio Cartes, presidente de Paraguay / Foto: AP

ASUNCIÓN, Paraguay (AP) — Paraguay prepara el terreno para la eventual renuncia de su presidente. Horacio Cartes, quien actualmente funge como mandatario, fue elegido como senador en los comicios del 22 de abril, pero para asumir debería dejar el poder a mediados de junio y permitir que una exjueza que propuso para convertirse en vicepresidenta lo reemplace hasta el 15 de agosto, cuando el actual presidente electo, Mario Abdo Benítez, asumirá el cargo.

De concretarse, esta sería la primera vez en la historia de Paraguay en que un presidente renuncia para asumir otra posición en el Congreso.

La dimisión de Cartes es obligatoria porque la Constitución paraguaya no permite que un individuo en funciones gubernamentales desempeñe tareas legislativas de manera paralela. Por ello, este lunes se informó que la exjueza y presidenta de la Corte Suprema, Alicia Pucheta, fue propuesta para ser nombrada vicepresidenta y posteriormente se convertiría en la sucesora de Cartes.

Aunque sólo permanecería en el Ejecutivo un par de meses, Pucheta, de 68 años de edad, sería la primera mujer en alcanzar la presidencia del país.

Cartes no anunció oficialmente cuándo dimitirá, pero en su cuenta de Twitter escribió: “Que unos pocos no nos arrebaten la posibilidad de tener a la ministra Alicia Pucheta como vicepresidenta y luego como Presidente de la República. Su gran labor y preparación son muestra clara de que está a la altura para tomar este gran desafío”.

El Congreso se reunirá el miércoles próximo para analizar, aprobar o rechazar la comunicación del Poder Ejecutivo indicando que Pucheta fue propuesta para reemplazar al vicepresidente Juan Afara, quien dimitió en enero pasado.

Afara ganó un asiento en la cámara de senadores por el partido oficialista.

Si el nombramiento de Pucheta fuera ratificado por el Congreso y ella relevara a Cartes en junio, el cargo de vicepresidente nuevamente quedaría vacante. Después de esto, podría surgir una nueva polémica, ya que la Constitución no prevé cómo puede asumir un nuevo vicepresidente en estas circunstancias.

La postulación de Cartes para el Senado ha sido polémica. Junto con él, el también exmandatario Nicanor Duarte (2003-2008) obtuvo una curul, y aunque los opositores impugnaron la decisión de la Justicia Electoral –que les autorizó competir–, su pedido fue rechazado por la Corte Suprema de Justicia.

Miguel Abdón Saguier, actual senador del opositor partido liberal, dijo en conferencia de prensa tras las elecciones: “haremos todo lo posible para impedir que ambos juren como legisladores”. Aclaró que según su interpretación de la Constitución “los dos deben irse a su casa como senadores vitalicios porque la carta magna dice que una vez concluido su periodo de mandato, serán senadores vitalicios”.

El cargo de senador vitalicio tiene voz pero no sueldo en el Senado. Hasta el momento ningún expresidente ha asumido un puesto en la cámara alta.

Según agregó Abdón Saguier, acudiría al Congreso para pedir que no se le permita a Cartes juramentar. Para lograrlo necesitaría el voto de 23 de los 45 legisladores.

Aunque la Justicia Electoral paraguaya informó la noche de los comicios del 22 de abril que los resultados de la elección eran irreversibles, la proclamación oficial de los triunfadores se llevará a cabo del 31 de mayo. Un mes después, el 30 de junio, Cartes y el resto de los legisladores –45 senadores y 80 diputados– tendrán que jurar para asumir sus funciones el 1 de julio.

Abdo Benítez, candidato del oficialismo que desde el 15 de agosto gobernará Paraguay por cinco años, es hijo de un viejo líder de la dictadura del general Alfredo Stroessner (1954-1989) y venció al opositor Efraín Alegre, de Alianza Ganar, quien hasta el momento no ha reconocido su derrota.

Minuto a minuto