Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 26 mayo 2018

Flores comestibles adornan y enaltecen postres mexicanos

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En la cocina mexicana, las flores comestibles aportan sabor y textura, además de que enaltecen la presentación de diversos platillos, sobre todo postres, ensaladas y bebidas.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), desde tiempos ancestrales las flores y los brotes son protagonistas de múltiples recetas, entre las que están sopas y quesadillas de flor de calabaza, cempasúchil o quintoniles.

Así como ensaladas de berros, tortas de huazontle, agua de Jamaica, además de infusiones de manzanilla o romero, hasta platillos innovadores con rosa, pensamiento o geranio.

La dependencia precisa en su blog que el chef de Alpezzi Chocolates, Ricardo Zanjuampa, recomienda comprar dichas flores en tiendas o mercados orgánicos y verificar que se trate de un producto libre de pesticidas y químicos.

Para sus creaciones utiliza flores comestibles de pequeños productores que se ubican en el Estado de México y Monterrey.

Destacó que Flores como Aretillo, Clavel y Margarita aportan un sabor diferente y es posible combinarlas con diversos elementos de la cocina tradicional, por ejemplo, con cacao, cacahuate, nuez, almendra y pistache.

La Sagarpa refiere que México es un importante productor de flores comestibles; en Aretillo produce más de 551 mil plantas al año que se generan principalmente en el Estado de México y la Ciudad de México; en Clavel la producción es mayor a tres millones 440 mil gruesas procedentes del Estado de México y Baja California.

Mientras que en Margarita, el campo mexicano genera más de 693 mil manojos, provenientes principalmente de Guerrero y Estado de México.

Minuto a minuto