Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 22 julio 2018

Vehículos eléctricos tendrán estaciones de carga en Europa

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

MÚNICH (AP) — Cargar los automóviles eléctricos afuera de la casa es una aventura: se puede hacer si uno encuentra alguna estación escondida… que funcione.

En Europa, algunos de los principales fabricantes de autos están decididos a resolver ese problema y eliminar la ansiedad de los conductores mediante la construcción de una red de carreteras con acceso a cargas rápidas. La idea es darle al conductor la oportunidad de cargar el auto en minutos, no horas, y que pueda seguir su camino, cruzando de Noruega a Italia y de Polonia a Portugal.

Las casas automotrices, entre las que figuran Volkswagen, BMW, Daimler y Ford, tienen mucho en juego. La iniciativa conjunta, basada en Múnich y llamada Ionity, quiere tener funcionando la red para la próxima generación de autos a batería, que comienzan a circular a partir del año que viene. Aspiran a recuperar parte del mercado de autos eléctricos de lujo que se llevó Tesla, que tiene su propia red para cargar.

A pesar de que salen con desventaja, el CEO de Ionity Michael Hajesch dijo a la Associated Press en una entrevista que se siente “confiado” de que la firma podrá disponer de 400 estaciones de carga ultrarrápida con seis “bombas” cada una para el 2020.

El objetivo es “poder manejar distancias largas con autos a batería, por toda Europa, y tener la misma experiencia en todas las estaciones, para simplificarle la vida al conductor”, dijo Hajesch en la sede de la empresa.

Otro de los retos es superar la etapa inicial, en la que los vehículos son cargados lentamente durante la noche en la casa del dueño y pueden hacer recorridos cortos solamente.

“Los lugares que buscamos son preferenciales, en la misma autopista, no saliendo de ella y teniendo que manejar cinco kilómetros hasta algún sector industrial, para buscar en algún lado una gasolinera, sin luz ni comodidades”, señaló Hajesch. “Directamente en la autopista”, insistió.

“Si vas de Hamburgo a Múnich con tus amigos un fin de semana, generalmente no tienes mucho tiempo para perder”, agregó. Por ello “la velocidad de la carga” es vital, “lo mismo que servicios como un café, el diario o lo que sea”.

Ionity inauguró su primera estación el 17 de abril en la autopista A61, cerca de Niederzissen, 50 kilómetros (30 millas) al sur de Bonn, al occidente de Alemania. Las seis bombas de carga de alta velocidad son gratis hasta el 31 de mayo. A partir de entonces Ionity cobrará por las cargas y obtendrá la electricidad de fuentes renovables, según dice.

Ionity firmó acuerdos con unas 300 estaciones. La distancia promedio entre una y otra es de 120 kilómetros (75 millas).

Más sitios donde cargar los autos son vitales para que compradores interesados en proteger el medio ambiente como Rainer Hoedt se jueguen por vehículos a batería. Este profesor de geografía de Berlín, de 58 años, posee un Mitsubishi Outlander híbrido, que combina combustión interna con una batería que carga de noche. La batería tiene un recorrido de 50 kilómetros (30 millas) y le permite hacer sus viajes diarios sin emisiones.

Pero cuando la familia se fue de vacaciones al mar Báltico a 200 kilómetros (120 millas), la historia fue diferente. Tuvieron que usar la combustión interna hasta que encontraron una estación de carga casi al llegar a su destino, usando el portal goingelectric.de.

“Estaba junto a la autopista. Había un solo sitio de carga y tuvimos suerte de que no lo estaba usando nadie”, dijo Hoedt. Pero no encontraron estación de carga alguna por la zona costera.

Al regreso pudo cargar en una parada para descansar.

Hoedt no se animaría a visitar a su primo, que vive a 650 kilómetros (400 millas), en Rosenheim, usando un auto a batería solamente.

“Estudié el asunto. La infraestructura todavía es mala y no quiero correr riesgos”, dijo. “Cuando mejores la infraestructura, tal vez compre uno de esos autos”.

Tesla demostró que una buena infraestructura para cargar puede impulsar las ventas. Tiene 1.229 estaciones con 9.623 cargadores rápidos tan solo en Europa, donde le ha quitado muchos clientes a los modelos de lujo de Mercedes y BMW. Pero tiene su propio enchufe, mientras que Ionity está usando enchufes de la Unión Europea, comunes en toda Europa.

La situación es la misma en Europa y Estados Unidos. Hay más estaciones de carga en los lugares donde los gobiernos apoyan los vehículos eléctricos, como California, Noruega y Holanda. En otros sitios es más difícil cargar, sobre todo en zonas rurales.

Volkswagen, que accedió a producir autos con pocas emisiones como parte de un arreglo judicial relacionado con irregularidades en la medición de las emisiones de diésel, está construyendo 300 puntos de carga en autopistas de Estados Unidos, que estarían listos para junio del 2019. Japón tiene 40.000 puntos de carga (comparado con solo 34.000 gasolineras), de acuerdo con Nissan. Pero muchos se encuentran en garajes privados.

Tesla y su fundador Elon Musk “demostraron que no basta con construir autos eléctricos” si no hay una infraestructura para cargarlos, dijo Ferdinand Dudenhoeffer, director del Centro CAR de Investigaciones Automotrices de la Universidad de Duisberg-Essen.

Minuto a minuto