Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 16 octubre 2018

Arrendamiento de mascotas desata controversia en EEUU

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

ALBANY, Nueva York, EE.UU. (AP) — El arrendamiento de mascotas se ha vuelto popular entre la gente que no puede pagar los altos precios y opta por desembolsos a plazos, pero ha suscitado denuncias de que ese tipo de práctica no se debe aplicar a seres vivientes que tendrían que ser devueltos a la fuerza en caso de falta de pago.

“Es algo nefasto”, se quejó Libby Post, directora ejecutiva de la Federación de Protección de Animales de Nueva York, que está abogando en pro de una prohibición al arrendamiento de mascotas. “Son préstamos depredadores que no deben involucrar a un ser que vive y respira”.

La práctica ha atraído el escrutinio de legisladores y activistas de protección de animales, desde que el año pasado empezaron a surgir versiones de prensa sobre denuncias contra Wags Lending, una tienda de mascotas en Nevada que fue pionera en esa táctica.

Desde entonces Nevada y California han declarado ilegal el arrendamiento de mascotas, y la legislatura neoyorquina está debatiendo leyes que declaren ilegal las transacciones comerciales “en que perros o gatos son usados como garantía”.

Un caso reciente fue el de Natalie Sullivan, una joven de 24 años que vive en Brooklyn, Nueva York. Según relató, ella y su compañera de habitación quisieron comprar una cachorrita que costaba 1,350 dólares. Como no podían pagar ese monto, el vendedor las convenció a firmar un contrato para pagar plazos.

No fue hasta que llegaron a casa con su adorable perrita “Jane” que leyeron el texto cuidadosamente y se dieron cuenta que la perrita no sería realmente suya por dos años, y sólo después de que pagaran casi 3 mil dólares más una tarifa de 275. A todas luces, si dejaban de pagar, la empresa podía venir y llevarse de vuelta a la perrita.

“El arrendamiento de mascotas es una práctica depredadora que se aprovecha de la gente que no puede pagar para un animal que les acompañe”, dijo el concejal Matthew Titone, demócrata de Staten Island, en el memorándum que acompaña la legislación.

La Sociedad Estadounidense la Prevención de la Crueldad hacia los Animales dice que el arrendamiento se ha vuelto popular entre las tiendas de mascotas, porque están bajo intensa presión para vender a los cachorros cuando son chiquitos, porque es entonces cuando lucen más adorables y son más atractivos para los clientes.

“El concepto de arrendar a un perro es algo nuevo en nuestra cultura”, dice Wags Lending, fundada en el 2013, en su website. “Hemos creado cuidadosamente un tipo de contrato para que el cliente pueda disfrutar de la mascota que desea, cuando lo desea”. La compañía, que dice haber negociado 66 mil arrendamientos de mascotas, asegura que no cobra interés, como un préstamo regular, sino que cobra una tarifa mensual “para compensar a la empresa por la disminución del valor de mercado del producto en el tiempo en que el cliente está usando el producto”.

La Oficina de Defensa del Consumidor en Fresno, California, evaluó los términos mencionados en el sitio web de una empresa de arrendamiento de mascotas y halló que si uno compra un perro por 2 mil dólares, los pagos mensuales podrían ascender a 293 dólares por 24 meses, con lo que el precio del perro se infla a más de 7 mil dólares. Y si el cliente deja de pagar, “la compañía se reserva el derecho de quitarte el animal y además arruinarte tu clasificación de crédito”.

Una mujer que contestó el teléfono en Wags Lending dijo “no tenemos comentario” y remitió el asunto a un supervisor que no devolvió la llamada.

Minuto a minuto

Toda la sección