Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 21 mayo 2018

Confirma el Trife sanción a Gallardo

Con el uso del vocablo “Gallardía”, incurrió en promoción personal con recursos públicos

Redacción / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirmó que el alcalde Ricardo Gallardo Juárez sí incurrió en promoción de su persona con uso de recursos públicos y avaló el procedimiento para sancionarlo que emprendió el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac).

Por unanimidad, en sesión celebrada el pasado viernes, los magistrados de la Sala Monterrey aprobaron el proyecto de resolución de los expedientes SM-JE-19/2018 y SM-JRC-37/2018, planteado al pleno por Yairsinio David García Ortiz.

La resolución del Trife confirmó como correcta la resolución del Ceepac en el procedimiento sancionador ordinario PSO-08/2016 y acumulados PSO-09/2016 y PSO-10/2016, “ya que fue correcta la manera de estudiar la alocución “Gallardía” y la valoración probatoria, además de que no le causa perjuicio al actor la orden de darle vista a diferentes autoridades”.

El organismo local, presidido por Laura Elena Fonseca Leal, acreditó la promoción personalizada de Gallardo en entrega de paquetes escolares y ordenó dar vista a la Auditoría Superior del Estado para que resolviera la responsabilidad administrativa y determinara la sanción correspondiente; asimismo dio vista al Cabildo y a la Contraloría del Ayuntamiento capitalino. Además; en uno de los procedimientos se consideró el alcance de las campañas de “Borrón y cuenta nueva” del Interapas.

Inconforme con la resolución, Gallardo adujo que era indebida acreditación de las conductas con el fin de anular las vistas a diversas autoridades.

Los magistrados de la Sala Monterrey consideraron “correcto” el estudio sobre el uso promocional de la alocución “Gallardía” y desestimaron el argumento de Gallardo, quien alegó que no incurría en promoción porque no había propaganda con voces, imágenes o símbolos que lo hicieran plenamente identificables.

Los magistrados estuvieron de acuerdo en que el hecho de haber usado la palabra “Gallardía” en diferentes campañas de varios candidatos del PRD, no solo en la suya, “no constituye una excluyente de responsabilidad”.

El alcalde también arguyó que se le pretendía castigar por la similitud de su apellido “Gallardo” con “gallardía”, pero los magistrados de la Sala Regional precisaron que las conductas irregulares no derivaron de una similitud fonética entre el apellido del actor y una palabra, “sino que éstas se hicieron depender del despliegue y uso sistemático de esa palabra, así como de su imagen, con miras a lograr su proyección durante el desempeño de su cargo”.

El director de Compras del Ayuntamiento y el oficial mayor del Ayuntamiento, alegaron que en el contrato de compra de útiles escolares no se estipuló que debían contener la palabra “Gallardía” ni la imagen del alcalde, por lo que buscar una sanción era improcedente. Una certificación a la página web del Ayuntamiento, realizada por el Ceepac, arrojó que en las carpetas denominadas “Libretas Secundaria” y “Libretas Primaria” aparecía la imagen denunciada con la frase “Va con Gallardía”, así como imágenes del presidente municipal.

“Esto es, la irregularidad no fue las características con la que se adquirieron los útiles, sino la manera en la que se entregaron los paquetes, cómo fue y en qué condiciones”.

Minuto a minuto

Toda la sección