Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 15 julio 2018

La anatomía de Rivelino

Hugo Rentería / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Escultura en espacios abiertos y escultura con relieves en interiores, son los contrastes que ofrece el artista plástico José Rivelino Moreno Valle en su primera exposición individual en la capital. Este jueves a las 20:00 horas inaugura “Anatomía de la materia”, en la Galería del Centro de las Artes de San Luis Potosí.

Al día siguiente, también inaugura una obra en el Jardín de San Juan de Dios, en diálogo con la escultura al aire libre realizada por el maestro Federico Silva en la explanada del Museo de Escultura Contemporánea, y en la sala Eduardo Chillida; pone a disposición del público un mural con relieve que sólo se ha mostrado en China.

El título “Anatomía de la materia”, es muy sugerente desde la perspectiva del autor, ya que incita al público a recorrer diversos lugares mediante su obra. “Cuando hago relieves, es componerlo de partes distintas, es como si fuera un ser, una presencia física fuerte de distintos materiales, cada material es como si fuera un órgano”, explica Rivelino.

El escultor, también forma la anatomía de la exposición cuidando cada detalle, desde la iluminación, el espacio, la distribución de las texturas y los contrastes, su objetivo es definitivamente; despertar todos los sentidos del espectador que acuda a ver las piezas. Los materiales son muy variables, desde algodón hasta la cerámica en alta temperatura. “Soy un escultor que si tiene relación directa con el material, con cómo transformarlo y pulirlo, pero también hay ocasiones en que me gusta respetar el material y dejarlo tal cual”, agregó Rivelino.

Para él, es muy interesante esta exhibición porque desde hace una década no hace una muestra de relieve, y la gran mayoría de su obra son relieves.

Famoso por sus esculturas monumentales en espacios abiertos, Rivelino afirma que “la masividad de la calle es otra cosa”. En esta ocasión, “Anatomía de la materia” es un diálogo muy privado con el público, son piezas inéditas pensadas sólo para el Centro de las Artes desde una visita previa que hizo al espacio.

“Siempre hay una redacción del momento histórico que vive el artista”, y esa es una premisa en la cual José Rivelino ha desplegado el proceso creativo de esta exhibición. Pero siempre provocando sensaciones contradictorias en el público, a partir de la anatomía de los materiales y las formas.

Minuto a minuto