Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 24 septiembre 2018

Integrantes de la realeza, deportistas y músicos, entre los asistentes a la boda real (FOTOS)

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los primeros invitados a la ceremonia religiosa de la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle han empezado a llegar al castillo de Windsor, donde a las 12.00 horas (11.00 GMT) dará comienzo el enlace.

Los 1.200 convidados, “ciudadanos de a pie”, que han sido invitados a presenciar la boda desde dentro del castillo, construido en el siglo XI, se personaron a las 9.00 de la mañana hora local (8.00 GMT).

Estos últimos, ataviados con sus mejores galas -ellas con pamela y ellos con chaqué-, no podrán entrar a la capilla de San Jorge, pero podrán ver lo que ocurre en el interior del templo religioso a través de unas pantallas gigantes colocadas en los jardines de la fortaleza.

En cambio, otros 600 invitados son los que ocuparán los asientos dentro de la iglesia, entre ellos, el hermano de la fallecida Diana de Gales, el conde Charles Spencer, que hizo su aparición hoy en Windsor pasadas las 9.30 hora local (8.30 GMT).

Casi al mismo tiempo, deleitaban con su presencia a los miles de curiosos que se han acercado a la localidad inglesa para vivir de cerca el acontecimiento la presentadora estadounidense Oprah Winfrey y el actor Idris Elba, que contemplarán el enlace desde dentro de la capilla.

También hizo su aparición el cantante James Blunt con su mujer, Sofia Wellesley, hija del duque de Wellington, y se espera que en los próximos minutos se personen otras caras conocidas como el actor estadounidense George Clooney, a quien acompañará su mujer, Amal Clooney, así como la tenista Serena Williams.

El cantante británico Elton John también es otro de los invitados estrella quien, además, tiene el cometido de cantar en la boda, como ya hiciera en el funeral de su amiga Lady Di.

John entonó la emotiva canción “Candle in the Wind” mientras tocaba el piano en el funeral de la madre del príncipe Enrique, que falleció en un trágico accidente de tráfico en París.

El actor estadounidense George Clooney y el exjugador de fútbol David Beckham llegaron hoy al castillo de Windsor para asistir a la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle, haciendo enloquecer al público situado en las inmediaciones del lugar para ver a los invitados.

Tanto Clooney como Beckham han acudido acompañados de sus respectivas mujeres, la abogada Amal Clooney y la ex Spice Girl Victoria Beckham, respectivamente, que, tal y como dicta el protocolo, han lucido sendas pamelas, la primera en amarillo y la segunda en azul marino.

Las personas agolpadas a las puertas de la fortaleza han mostrado su alegría con vítores al ver pasar a las dos parejas e, incluso, David Beckham se ha fotografiado con una joven en su paseo hasta la capilla de San Jorge, donde a las 12.00 hora local (11.00 GMT) dará comienzo el servicio religioso.

Poco antes de que los dos afamados matrimonios hicieran su aparición, llegaron también los padres de la duquesa de Cambridge, Carole y Michael Middleton, así como sus dos hermanos, James y Pippa.

Esta última, que está embarazada de su primer hijo, fue acompañada por su marido, James Matthews, con quien mañana celebrará su primer aniversario de casada.

Miembros de la familia real británica, entre ellos la princesa Ana y el príncipe Eduardo, hijos de Isabel II, también llegaron a la capilla de San Jorge, donde se celebra hoy la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle.

En un día soleado, se vio entrar también en la capilla del castillo de Windsor, a las nietas de la soberana, las princesas Beatriz y Eugenia, así como al padre de éstas, el príncipe Andrés.

La familia real entró en el templo a la espera de que lo haga el príncipe Enrique con su hermano, el duque de Cambridge, quien lleva los anillos que intercambiarán los novios.

El anillo de Markle, según informó hoy el palacio de Buckinhgam, ha sido diseñado con oro de Gales por la joyería Cleve & Company, en tanto que Enrique llevará una alianza de platino.

La última en llegar al templo gótico, como manda el protocolo, será la jefa de Estado británica acompañada por su marido, el duque de Edimburgo, y poco después lo hará la novia.

El príncipe Carlos acompañará Meghan Markle hasta el altar ante la ausencia de su padre, Thomas Markle, que se recupera en México de una operación de corazón a la que fue sometido hace unos días.

En la ciudad de Windsor, a 34 kilómetros al oeste de Londres, miles de personas se han congregado ante el castillo, a la espera de ver a los novios después de la ceremonia religiosa.

La boda, que empezará sobre el mediodía (11.00 GMT), estará a cargo del deán de Windsor, el reverendo David Conner, mientras que el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia de Inglaterra, Justin Welby, casará a Enrique y Meghan cuando estos declaren sus votos matrimoniales ante una congregación de 600 personas.

Además, el primado de la Iglesia Episcopaliana de EEUU, Michael Curry, que en 2015 se convirtió en el primer obispo afroamericano en presidir la Iglesia Episcopaliana, pronunciará un sermón.

 

Minuto a minuto