Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 26 septiembre 2018

Tras alumno herido por navajazo, SEP pide a padres revisar mochilas

Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Secretaría de Educación Pública (SEP) pidió a los padres de familia que “de manera muy respetuosa” revisen las mochilas de sus hijos antes de que estos salgan de casa para evitar que lleven armas o sustancias tóxicas a la escuela.

Después de que se dio a conocer que un estudiante de secundaria hirió a su compañero en el abdomen tras jugar, presuntamente, con un cuchillo, la SEP dio a conocer una serie de recomendaciones para evitar el ingreso a los planteles de armas y sustancias prohibidas; entre estas, la revisión de mochilas desde la casa, pero también despedirlos de manera afectiva al salir a la escuela, y saber en todo momento dónde se encuentran los menores al salir de clases.

“Antes de que los hijos e hijas salgan de casa se les debe decir cuánto los aman, y despedirlos afectivamente; saber en todo momento dónde están al salir de la escuela; revisar sus mochilas en forma respetuosa, para que lleven sólo lo necesario; revisar los líquidos que llevan, y procurar que lleven alimentos nutritivos, y que vayan en buenas condiciones de higiene y presentación”, señala la dependencia federal. Entre las medidas que recomienda, agrega:

“Debe evitarse que salgan de casa de mal humor; que lleven materiales prohibidos e innecesarios en la mochila, como armas de fuego o armas blancas, reales o de juguete; objetos punzocortantes; sustancias tóxicas; medicamentos no recetados, o sustancias y objetos explosivos como cohetes, chinampinas, aerosoles”.

Entre las medidas de prevención que se recomienda tomar a los padres para disminuir, desde el hogar, las conductas de riesgo en las escuelas de educación básica, la SEP pide a los padres que dediquen un tiempo especial de cuando menos una hora a la semana para hablar con sus hijos, mantenerse al tanto en los cambios de ánimo; evitar gritarles o castigarlos si su comportamiento cambia; creer lo que los hijos e hijas platican; acudir con frecuencia la escuela para preguntar por la conducta de ellos.

Minuto a minuto