Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 10 diciembre 2018

UE pesimista sobre exención de aranceles estadunidenses al acero

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Unión Europea (UE) acredita que Estados Unidos no volverá a prolongar la exención que le concedió hasta el 1 de junio a los aranceles sobre exportaciones de acero y aluminio, aplicados a nivel global desde marzo pasado.

“Todavía no tenemos claridad. No creo que se prorroguen las exenciones. Habrá algún tipo de decisión y debemos prepararnos para distintas posibilidades”, afirmó la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström, al llegar para una reunión con los ministros europeos del área, en Bruselas.

La pasada semana, los jefes de Estado y de gobierno de los Veintiocho acordaron una línea de acción para intentar evitar definitivamente las tarifas punitivas, que alcanzan 25 por ciento en el caso del acero y 10 por ciento para el aluminio.

Bruselas se dispone a profundizar su cooperación con Estados Unidos en materia de energía, sobre todo en gas natural licuado, además de aumentar el acceso recíproco al mercado de productos industriales y reformar las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Sin embargo, exige quedar definitivamente exenta de los aranceles antes de iniciar cualquier negociación.

El bloque europeo, primer socio comercial de Estados Unidos, insiste en que “no negociará con un arma a la cabeza”.

El ministro alemán de Economía, Peter Altmeier, advirtió este martes que “se agota el tiempo”, por lo que es partidario de “adelantar conversaciones” con la Casa Blanca.

“Queremos evitar una guerra comercial. Es importante evitar los aumentos mutuos de aranceles porque los ciudadanos y consumidores pagarían el precio. Por eso tenemos que adelantar conversaciones sobre los temas en los que hay conflictos de intereses, como los estándares industriales o la industria automovilística”, defendió.

De confirmarse la imposición de los aranceles, la UE tiene preparado un listado de tarifas de “reequilibrio” por un valor de 3.4 mil millones de dólares que impondría a productos estadunidenses como vaqueros, motocicletas, cacahuetes o zumo de naranja.

En paralelo, Bruselas llevará el caso a la OMC, alegando que las exportaciones europeas no suponen una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, como argumenta la Casa Blanca para justificar las nuevas tarifas.

Dichos argumentos “no son legítimos y son contrarios a la OMC”, sostuvo Malmström, quien dijo hablar del tema varias veces por semana con el secretario de Comercio estadunidense, Wilbur Ross.

Minuto a minuto

Toda la sección