Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 24 junio 2018

Advierten sobre las promesas de la conducción autónoma

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

BERLÍN (EFE).- Los vehículos autónomos están aún lejos de poder reducir drásticamente las muertes en carretera y la actual automatización parcial de los automóviles puede ser más perjudicial que beneficiosa, según un informe de la OCDE presentado hoy.

El estudio, difundido con motivo de la apertura en Leipzig (este de Alemania) del Foro Internacional de Transporte, recomienda un enfoque integral en el que “todos los elementos del tráfico rodado estén automatizados y conectados entre sí”, para eliminar al máximo los errores y atajar los accidentes.

“El atractivo del vehículo autónomo es la promesa de que la tecnología permitirá una conducción más segura, un tráfico más eficiente y el desarrollo de nuevos mercados. Pese a que el potencial parece grande, hay muchas incógnitas que las autoridades públicas deben gestionar”, afirma el documento.

El texto subraya que no se han hecho efectivas las promesas de que los vehículos autónomos podrán reducir en un 90 % las muertes en accidentes de tráfico, al eliminar totalmente los errores humanos.

De hecho, el informe advierte especialmente sobre los modelos de automatización parcial, donde vehículos y humanos se reparten las tareas de la conducción.

“Una responsabilidad compartida entre sistemas automáticos y humanos puede no hacer la toma de decisiones más sencilla, sino más compleja. Podría elevar el riesgo de consecuencias no deseadas que podría hacer la conducción menos segura en lugar de más”, señala el estudio.

En determinadas circunstancias, prosigue el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), “podrían producirse más accidentes”, como en el caso de que “el conductor tuviese que asumir la conducción” del vehículo autónomo “en situaciones de emergencia”.

El documento asegura que para que la conducción autónoma progrese y supere en términos de seguridad a la humana es preciso que “los vehículos se comuniquen entre ellos y con infraestructura” externa, lo que la OCDE propone como alternativa comprensiva y denomina “sistema seguro”.

“Concebido para proporcionar seguridad en un mundo lleno de errores humanos, el ‘sistema seguro’ puede proporcionar también seguridad en un mundo con errores de máquinas o conductas imprevistas”, argumenta el texto.

En este punto llega sin embargo otra advertencia, pues los expertos de la OCDE recuerdan que un vehículo autónomo y conectado es “vulnerable” a “riesgos de ciberseguridad”.

Por este motivo, aboga por aislar “un subsistema crítico de seguridad” dentro de los vehículos y por estudiar cómo conciliar la conducción segura con la necesaria “conexión a redes externas”.

Minuto a minuto