Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 26 septiembre 2018

Los futbolistas más odiados del Mundial

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ya sea por sus acciones en la cancha o fuera de ellas, estos futbolistas se han ganado el repudio de muchos aficionados.

Pepe (Portugal)

El defensa central de Portugal jugará su tercera copa y de ser titular, seguramente dará de qué hablar. Sus duras entradas, sus polémicas acciones en el campo de juego y su agresividad hacen del brasileño naturalizado portugués alguien muy difícil de soportar para aficionados y propios futbolistas.

Paul Pogba (Francia)

Quien fuera el futbolista más caro del mundo es bastante detestado porque no ha rendido lo suficiente en la cancha ni con su club (Manchester United) ni con Francia. Catalogado como sobrevalorado, Pogba es uno de esos jugadores que se llevan silbatinas al final del partido por no dar lo suficiente en cada partido.

Luis Suárez (Uruguay)

Pocos jugadores son tan pasionales en la cancha como Luis Suárez. Eso mismo lo ha llevado a realizar acciones polémicas como la mano ante Ghana en Sudáfrica 2010 o la mordida a Chiellini en Brasil 2014. Desagradable para muchos futbolistas y aficionados por “jugar sucio”, nadie puede dudar de la calidad del delantero.

Gonzalo Higuaín (Argentina)

No hay jugador más odiado en la Selección de Argentina que Gonzalo Higuaín. Al “Pipita” no lo perdonan en el país sudamericano luego de que fallara una clara oportunidad de gol en la final ante Alemania en 2014, que la Albiceleste terminaría perdiendo en tiempos extra 1-0. A Higuaín constantemente también le reclaman por su “exceso de peso” o su lentitud.

Gerard Piqué (España)

Si hay un jugador que da de qué hablar fuera de las canchas, ese es Gerard Piqué. No necesariamente por sus acciones, sino por sus palabras. Piqué frecuentemente es crítico ante otros jugadores, o hacia el arbitraje, o hacia la política. Al jugador del Barcelona le encanta hablar de todo y eso le ha traído uno que otro detractor, además de que tiene muy bien pegado el escudo del Barcelona al corazón, generando el repudio por parte de la afición del Real Madrid.

Sergio Ramos (España)

Si hablamos de la rivalidad Real Madrid-Barcelona, no podemos olvidar a Sergio Ramos. El capitán de España es un jugador al que le gusta destacar en la cancha, estar en constante comunicación con el árbitro, y ganarse una que otra bronca contra sus rivales. Ramos es un ícono del madridismo y, por consiguiente, se ha ganado la enemistad de los aficionados blaugranas.

Neymar Jr. (Brasil)

El brasileño es un futbolista que, por su estilo de juego o por su estilo de vida, molesta mucho a jugadores, entrenadores y aficionados. Al actual delantero del PSG parece no importarle la mesura, haciendo jugadas extraordinarias en la cancha que sus rivales catalogan como burla. Para muchos entusiastas del futbol, Neymar no ha respondido a las exigencias de Brasil, por lo que el astro parece siempre tener un enorme peso sobre sus hombros.

Lionel Messi (Argentina)

El argentino parece ser siempre el blanco de todos los problemas de la Selección Argentina. Al jugador del Barcelona su pueblo le pide que dé el extra, que se cargue al equipo, que tenga carácter. En redes sociales, a Lio lo suelen catalogar como un “pecho frío”. Por algo será…

Cristiano Ronaldo (Portugal)

CR7 es un jugador amado y odiado por el mundo del futbol. Para algunos, es incluso el mejor jugador de la historia; para otros, es sólo un buen jugador que ha sido impulsado por los reflectores. Su estilo de vida también genera muchos detractores, ya que al lusitano le agrada salir en comerciales o pasarelas.

Guillermo Ochoa (México)

El guardameta mexicano es constantemente criticado por sus actuaciones con sus equipos o con la Selección Mexicana. La gran competencia en la portería del Tri hacen que se pida a Jesús Corona o Alfredo Talavera en su lugar, y en esta copa del mundo, todo parece indicar que será igual.

Minuto a minuto

Toda la sección