Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 17 octubre 2018

Once muertos y 30 desaparecidos en Omán y Yemen por ciclón Mekunu

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Al menos 11 personas han muerto y 30 más están hoy desparecidas por el paso del ciclón Mekunu en la isla yemenita de Socotra y el sur de Omán, donde en un solo día el agua de lluvia fue el equivalente a tres veces más que lo que cae en un año.

El Servicio de Defensa Civil de Omán confirmó otras dos muertes, que se sumaron la víspera a las otras dos víctimas fatales reportadas previamente por el paso de Mekunu: un hombre joven y una niña de 12 años, quien sufrió un golpe en la cabeza, con una puerta que voló.

“El tercero es un hombre asiático que desapareció, pero su cadáver fue hallado la noche del sábado en la provincia de Dhofar, mientras que el cuarto es un omaní que fue arrastrado en su automóvil por una inundación”, afirmó Saeed Al-Badaei, responsable de la dependencia.

El poderoso ciclón Mekunu llegó el viernes pasado a las sureñas provincias omaníes de Dhofar y Al-Wusta, tras intensificarse a categoría dos, con vientos de hasta 170 kilómetros por hora después de habel golpeado un día antes la isla yemenita de Socotra.

En conferencia de prensa, Al-Badaei indicó que Mekunu causó inundaciones repentinas que destruyeron carreteras enteras y sumergieron amplias zonas en Salalah, la tercera ciudad más grande de Omán, donde decenas de conductores quedaron varados.

Los fuertes vientos, agregó el funcionario, derribaron el cableado de energía eléctrica en varias zonas y destruyeron los techos de muchas viviendas, según un reporte del sitio Arab News.

Los meteorólogos omaníes destacaron que en Salalah y el área circundante cayeron al menos 28 centímetros de lluvia por el paso de Munuku, casi tres veces más de la precipitación que recibe la ciudad durante un año.

La mayor preocupación de las autoridades son las inundaciones repentinas en los valles de la zona y los posibles deslizamientos de lodo que pudieran darse en las cercanías de Wadi Darbat, donde las lluvias tormentosas del ciclón Munuku, sobrealimentaron su famosa cascada.

“Las precipitadas aguas de la lluvia y las tormentas inundaron los lechos de arroyos secos. Las playas turísticas ahora vacías del destino de vacaciones estaban llenas de escombros y espuma del agitado mar Arábigo”, indicó el funcionario, tras confirmar que ocho marineros siguen desaparecidos.

En Yemen, el gobernador de la isla de Socotra, Ramzy Mahrous, dijo este domingo que la cifra de muertos en la isla seguía siendo de siete -cinco yemenitas y dos marineros indios- y 30 los desaparecidos.

“La parte sureste de la isla permanece cerrada, pero las autoridades están trabajando para acceder al área y evaluar los daños”, indicó Mahrous en declaraciones a la prensa internacional.

Alrededor de un millar de familias en Socotra, con una población de alrededor de 60 mil personas, fueron evacuadas después de que sus casas fueron dañadas, indicó, tras confirmar que la carretera principal que conecta el aeropuerto con Hadibo con la principal ciudad de la isla ha sido reabierta.

Las inundaciones repentinas envolvieron las calles de Socotra, cortando la electricidad y las líneas de comunicación y provocaron retrasos en el envío de la ayuda humanitaria de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con la Dirección de Meteorología de Omán, “los efectos directos del ciclón Mekunu sobre el país se esfumaron, luego de que fue degradado a la categoría de “depresión profunda” el sábado por la noche, en su camino al Cuarto Vacío de Arabia Saudita, uno de los desiertos más áridos del mundo.

La autoridad meteorológica saudita indicó este domingo en un mensaje a través de su cuenta oficial en Twitter, que el remanente de Mekunu avanzaba a unos 60 kilómetros por hora, levantando tormentas de polvo.

“Se espera que las lluvias continúen durante dos días más, empapando el área con más de 100 milímetros (cuatro pulgadas) de lluvia, casi seis veces su promedio anual”, según expertos meteorológicos sauditas.

Minuto a minuto