Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 18 agosto 2018

Taibo II traza proyecto cultural en medio de “guerra sucia”

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

A casi un mes de que un video convirtió a Paco Ignacio Taibo II en tendencia en Twitter, cuando fue acusado de adoctrinar a los simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y llamar a Andrés Manuel López Obrador a expropiar las empresas trasnacionales si sus dueños lo amenazan con sacar sus negocios de México, el escritor se defiende y dice que esa polémica fue “una guerra sucia, vil y vulgar”.

El autor de “Pancho Villa: una biografía narrativa” y de la trilogía “Patria” se defiende y dice que sus dichos fueron sacados de contexto. “Pues sí. Era absurdo, era una cosa que había sucedido dos años antes y se estaba discutiendo, pero no tiene caso seguir en ese tema. Algún día escribiré con calma mi versión de los hechos porque esta polémica distrae, no tiene sentido”.

En dicho video y frente a una treintena de simpatizantes, el escritor señala: “Si ese mismo día, a esa misma hora, no estamos dos o tres millones de mexicanos en la calle diciendo: ‘Si te quieren chantajear, Andrés, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos'”. El 28 de abril, el video en Facebook fue visto por miles de personas, pero no fue el único, días antes, el 12 de abril, durante la primera sesión del Curso de Formación Política, organizado por la Brigada Cultural para Leer en Libertad —que dirige Paloma Sáiz, esposa de Taibo—, el narrador hizo un llamado semejante:

“Si ese mismo día no estamos en la casa, estamos en la calle a lo largo y ancho de todo el país, 15 millones de mexicanos diciendo: ‘Si intentan llevarse las empresas, expropien’. ¿Sí? La posibilidad de que la dirección política no exista está perdida. Dejemos de pensar en términos de caudillo y pensemos en pueblo organizado”.

En entrevista, el coordinador del programa de Cultura de Claudia Sheinbaum como candidata de Morena al gobierno de la Ciudad de México asegura que “una cosa es el trabajo que yo hago coordinando el programa de cultura y la otra son los trabajos habituales de la Brigada de fomento a la lectura y de debates sobre la historia, de debates sobre lo social y la actualidad. La brigada tiene su autonomía y camina por su lado”.

Y es tal su convencimiento que anoche dio detalles del tercer módulo del curso “México 2018 votar en libertad”, que se realizará el 31 de mayo, y 7 y 14 de junio, que organiza la Brigada Cultural para Leer en Libertad. Además continúa trabajando en toda la plataforma cultural de la candidata de Morena al gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Paco Ignacio Taibo II niega que tras la polémica que protagonizó acusado de llamar a la expropiación de empresas, haya tenido algún distanciamiento con Sheinbaum, aunque reconoce que el gran festival que tenían planeado realizar el próximo domingo para lanzar el programa de cultura de la candidata de Morena, se ha cancelado y ya no se realizará.

“Seguimos consultando el documento con sectores de la comunidad, el problema es que pensábamos hacer un festival, pero el festival no está cuajando porque encontramos trabas con el INE, porque si actúan artistas en ciertas zonas de la Ciudad quieren que aparezcan como financiación de la campaña, aunque todos estos grupos actúen gratis, y entonces tenemos trabado el rollo del festival. Yo creo que en las próximas semanas habrá una versión del documento más o menos avanzada, entonces podremos hacerlo público. Quizás a mediados de junio”, señala el escritor.

Democratizar el sector

A principios de abril, Taibo II se destapó como coordinador del programa cultural de Claudia Sheinbaum, presentó las líneas generales de la propuesta para la capital del país y externó su certeza de que él sería el secretario de Cultura, de ganar Morena.

En entrevista señala que su propuesta es desatar la inmensa fuerza que genera culturalmente esta ciudad, pero además democratizarla. “Hay un corredor que baja desde Tlalpan, Coyoacán, la Condesa y la Roma; el Centro y que llega a Azcapotzalco, pero al oriente el desierto, y hacia el norte el otro desierto, y luego zonas de población semi rural, donde hay grandes vacíos y no es un problema de densidad de población, es democratizar en una ciudad de 32 kilómetros de largo y 28 de ancho”.

El autor de la saga protagonizada por Belascoarán Shayne dice que para que esta ciudad brille, se necesita distribuir la cultura de una manera mucho más generosa, acorde a la distribución de la población. “Cuando empezamos a diseñar el programa partimos de democratizar y esto no quiere decir que no estemos trabajando en otros sentidos, pero este era el eje principal, una gran red que cubra los desiertos y que plantee cosas como ‘en este barrio no ha habido un festival jamás’. Pues ya llegó la hora”.

Entre las propuestas está hacer mil festivales de barriada, una red de casas de la cultura y centros mixtos en colaboración con las secretarías de Educación y de Salud, donde haya espacios culturales, ciberescuelas y que podrían ser una red de 300 en toda la ciudad; también regalarán, dice, un millón de libros el primer año de gobierno, crearán más faros para tener una red de al menos 10 el primer año. Harán 12 grandes festivales, murales en toda la ciudad y credencializarán a artistas callejeros.

“Hemos estado construyendo lentamente el programa un equipo de trabajo que está con Claudia Sheinbaum; en la primera declaración pública de Claudia dijo ‘vamos a duplicar el presupuesto de Cultura’. Ciudades grandes como Chicago aumentaron 2% su presupuesto para cultura, México lo va a duplicar, vamos a ser la única gran ciudad del mundo que duplica el presupuesto de cultura y esto significa gastar menos en estructura burocrática y gastar más en la creación, producción, animación y divulgación”, señala el narrador.

Paco Taibo II asegura que es tan seria la propuesta de duplicar el presupuesto a cultura que cuando comenzaron a presentarse los presupuestos para la nueva Secretaría de Finanzas que va a haber, Claudia Sheinbaum dijo que no había ni que discutirlo.

“Se va a duplicar el presupuesto desde la Secretaría, se va a hacer un pacto con las alcaldías para trabajar conjuntamente, para no dilapidar recursos; desburocratizar y animar el ambiente. No podremos hacer grandes espectáculos internacionales, podremos hacer algunos que habrá que estudiar con cuidado, pero lo que sí podemos hacer es desburocratizar. No va a haber barrio en la Ciudad de México donde no llegue la propuesta cultural”, promete el autor.

Señala que el dinero de Cultura llegaba de manera muy rara, que la Secretaría de Cultura tenía un presupuesto de 688 millones, pero luego recibía dineros federales etiquetados que venían “por el libre albedrío discrecional del funcionario que te los etiquetaba”. Además había otro fondo que iba a las delegaciones, pero no llegaban a la cultura, sino a desarrollo social o en el camino se perdía; había también “cajas chicas raras para puntadas y corruptelas de altos funcionarios” y dice que eso ya no pasará.

“Juro por la Virgen de Guadalupe y el osito Bimbo que jamás tendré una alfombra roja”, señala.

Minuto a minuto