Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 14 diciembre 2018

La dieta nórdica, el nuevo “boom” alimenticio

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Desde que se comenzó a tener más conciencia sobre nuestra salud y la implicación de lo que nos metemos a la boca y lo que ocurre en nuestro cuerpo, varias corrientes gastronómicas comenzaron a surgir en busca de ofrecer una mejor calidad de vida, incrementar nuestro número de cumpleaños e, incluso, mejorar nuestro aspecto físico. Lo de hoy es la dieta nórdica, la cual, se especula será la nueva “dieta mediterránea” que durante muchos años ocupó el lugar como una de las más saludables.

La zona de países nórdicos comprenden Dinamarca, Islandia, Finlandia, Suecia y Noruega pero ¿en qué se basa este tipo de alimentación y ¿cuál es el plus que ofrece?.

Principalmente destaca por su bajísimo consumo de productos lácteos -como quesos y cremas- y una de sus grandes oportunidades ahora que la conciencia del medio ambiente está en boga, es que los productos que se ingieren son sustentables, la carne animal carece de sufrimiento y químicos, se trata de alimentos de temporada y suma a los cereales, ahora tan echados a un lado. También se considera el consumo de aceite de olivo.

De acuerdo con la Asociación Finlandesa del Corazón, la pirámide de la dieta del mar báltico está dirigida a la población saludable para ilustrar opciones dietéticas más saludables basadas en alimentos que normalmente se cultivan en los países nórdicos. Los alimentos que son cruciales para la salud y deben consumirse al máximo se encuentran en la parte inferior: verduras, raíces, coles, chícharos, frutas y granos como centeno integral, avena y cebada, ya que se considera tienen un alto contenido de fibra.

También se menciona al pescado graso de aguas frías. Los alimentos que se deben consumir con cuidado son carne procesada, mantequilla, dulces y panadería. La leche y la leche agria son las únicas bebidas que se ilustran en la pirámide, como el yogurt. Se recomienda beber agua solamente cuando se tenga sed y el consumo de alcohol debe restringirse.

La dieta nórdica ha causado un impacto tan favorable que, incluso, la Organización Mundial de la Salud se ha inclinado hacia ella debido al decrecimiento en el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, alzheimer, parkinson y ayuda a la reducción de peso corporal. En dicho documento se detalla que ” la dieta nórdica se basa predominantemente en plantas y de origen local, lo que garantiza una producción más respetuosa con el medio ambiente con una reducción de los residuos”.

La dieta nórdica se resume en estos puntos: que la base de la alimentación sea de vegetales frescos y de temporada, productos de granos enteros sin procesar, frutas de temporada, dile adiós a todos los aditivos químicos y sazona con hierbas naturales, consume carne roja de buena calidad y no en exceso, aumenta tu ingesta de pescado como sardinas y genera menos desperdicio.

¿Podrías darle un giro a tu manera de preparar tus alimentos?

Minuto a minuto