Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 23 octubre 2018

EUA pretende recuperar con “Summit” el trono de la supercomputación

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Estados Unidos puede estar a punto de recuperar el trono de la supercomputación con Summit, una máquina que puede hacer 200 cuatrillones de cálculos en un segundo.

La máquina fue desarrollada en Estados Unidos, en una alianza entre IBM y NVidia, y está ubicada en el Laboratorio Nacional de Oak Ridge (ORNL) en Tennessee.

La máquina está compuesta de hileras de servidores del tamaño de un refrigerador, que juntos pesan más de 340 toneladas y ocupa un área de 520 metros cuadrados, lo que equivale a dos canchas de tenis y está conectada con casi 300 kilómetros de cables.

Además, ha sido diseñada específicamente para crear modelos científicos y simulaciones basados en inteligencia artificial y aprendizaje automático, que puedan acelerar descubrimientos en áreas como la salud, la energía, el desarrollo de materiales y la astrofísica.

China ha encabezado desde el 2013 la clasificación de superordenadores más potentes del mundo, pero Estados Unidos podría estar a punto de recuperar el trono gracias Summit y superar al actual líder, el Sunway TaihuLight de China.

A máximo rendimiento (2000 petaflops) Summit es capaz de realizar 200 cuatrillones de cálculos por segundo, un 60 por ciento más rápido que el TaihuLight y casi ocho veces más rápido que una máquina llamada Titan, que también se encuentra en Oak Ridge y mantuvo el récord de velocidad de supercomputación estadunidense hasta la llegada de Summit.

Las supercomputadoras se usan en todo tipo de industrias, desde el diseño de nuevos aviones y armas nucleares hasta la creación de nuevos materiales y el desarrollo de investigaciones fundamentales, por lo que, si el más potente está en Estados Unidos, sus investigadores tendrán ventaja sobre los demás.

Entre los proyectos de inteligencia artificial que ya se han programado para trabajar en Summit, destaca uno que analizará enormes volúmenes de informes escritos e imágenes médicas para intentar identificar las posibles relaciones entre los genes y el cáncer.

Otro tratará de identificar los rasgos genéticos que podrían predisponer a las personas a la adicción a los opioides y otras dolencias, destaca MIT Technology Review.

Este tipo de superordenadores también ayudarán a avanzar áreas como los modelos climáticos.

Summit también da un paso importante hacia el próximo gran hito informático: máquinas capaces de alcanzar un exaflop (o un billón de cálculos por segundo). Ya está en marcha una carrera internacional para llegar en primer lugar a este hito, con Estados Unidos y China considerados como los dos favoritos.

A pesar de que estas máquinas podrían costar entre 258 millones y 387 millones de euros cada una, Estados Unidos espera tener, como mínimo, una en marcha entre 2021 y 2023.

 

Minuto a minuto