Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 21 junio 2018

Llueven acusaciones en el último debate

No varió tono de encuentro: más denuestos que propuestas

SinEmbargo.mx
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El último debate entre los aspirantes a la Presidencia de la República no fue diferente a los dos anteriores, organizados por el Instituto Nacional Electoral (INE), que estuvieron cargados de rudeza entre los cuatro contendientes. Se dieron con todo, sobre todo Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade. Y resultó curioso que Jaime Rodríguez Calderón, quien se vende como un “Bronco”, fuera el conciliador.

Los tres principales candidatos se rasparon con acusaciones de corrupción. De hecho, fue el gran tema del debate.

A López Obrador se le reclamó que su próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, estuviera ligado a Odebrecht. A Meade Kuribreña, su paso por secretarías que arrastran escándalos puntuales: el mismo de Odebrecht, el de la “Estafa Maestra”.

Y a Anaya Cortés, su mencionado escándalo de presunta corrupción y lavado de dinero.

Anaya Cortés estuvo más duro contra el presidente Enrique Peña Nieto, pues prometió meterlo a prisión y cuestionó un supuesto pacto de López Obrador con Enrique Peña Nieto.

“No, no he visto a Peña en seis años”, le contestó el tabasqueño, “lo mío no es la venganza; ni a ti te meteré en la cárcel”.

Previo a encontrarse ayer, Ricardo Anaya y José Antonio Meade se llamaron corruptos, cínicos, ladrones. López Obrador también estuvo rudo, aunque más conciliador. Y este tercer encuentro ha sido una continuación de todo eso.

El tercer debate celebrado en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán ha sido moderado por los periodistas Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig. Ellos pusieron sobre la mesa las preguntas propuestas por ciudadanos a través de redes sociales.

Minuto a minuto

Toda la sección